A la cultura le crecen orejas / reflexiones post-Paréntesis de Gutenberg

  • ¡Gootenberg!

Internet pone de relieve las tensiones del juego del poder, como lo hizo la imprenta al popularizar la Biblia y quitarle a la Iglesia el monopolio del diálogo con Dios. En la web, no necesitamos intermediarios, podemos hablar con los dioses que queramos, en directo. Incluso podemos ser Dios un rato, hablando nosotros. Un proceso similar al ocurrido en el Renacimiento cuando el hombre se puso en el centro de su propia cultura, pero más y mejor.

Gutenberg con su invento dio un primer gran paso hacia el paradigma de la abundancia. Internet está dando el segundo. Se trata del Big Bang cultural, nos vamos expandiendo. El evento que vivimos la semana pasada en el Centro Cultural San Martín llamado El Paréntesis de Gutenberg por su curador nacional Alejandro Piscitelli, hizo cuerpo esta experiencia expansiva y, como buena humana, a mí me explotó la cabeza. Y esta explosión alteró las  condiciones de escritura de este post: cada vez que me lo pongo a escribir se abre de nuevo. La apertura constante de este texto me parece que habla de la fertilidad que ofrece pensar -tan sólo pensar- poner a Gutenberg entre paréntesis.

  • Recapitulación cultural

Los primates humanos aprendemos por imitación. Lo trata de explicar la ciencia con teorías como la de las neuronas espejo que comentó Mara Balestrini el cerebro humano como un dispositivo de sampleo, y lo vemos todos los días criando a nuestros hijos: queramos o no, lo repiten todo como buenos monitos. Y aquí reside nuestra capacidad de innovación: podemos acumular conocimiento ya que somos capaces de derivar nuevas creaciones a partir de lo hecho por otros.

Al nacer no es necesario aprenderlo todo de nuevo. Para eso tenemos la cultura, un relato que venimos apilando generación tras generación para contarnos lo que vamos aprendiendo. Incluso tenemos un dispositivo para garantizar esa transmisión: los sistemas educativos.

En el evento El paréntesis de Gutenberg pusimos en juego todas estas certezas humanas.

  • El Big Bang de la información

El invento de Gutenberg hizo lo mismo que Internet hace hoy pero en menor escala: expandió la cultura. En su momento significó:

  • una mayor distribución del saber, más tuvieron más acceso a la información mediante los libros impresos
  • amplió la memoria de la cultura
  • aumentó la posibilidad de intercambio entre las distintas culturas, los libros transportaron información ida y vuelta de una punta a la otra del mundo, entre amigos, enemigos, conocidos y desconocidos. Generó nuevos diálogos a la distancia, pero diálogos: escritor-lector. 

Los beneficios que esas amplificaciones-distribuciones-expansiones deberían ser suficientes para impulsar sin resistencias esta nueva expansión. Sin embargo, no lo hacen. El uso desvirtuado que se ha hecho del libro como contenedor del conocimiento permitido y avalado, tiene reminicencias al sello de la inquisición: esto se puede leer, lo otro no.

  • A la cultura le crecen orejas

La verdadera innovación es escuchar dijo Pedro Jimenez del Zemos98. Creo que tiene razón. El relato que la cultura le trae a cada nuevo recién nacido ya no alcanza para contar todo lo que se necesita saber para vivir en el presente. Lo mismo sucede con el brazo transmisor: el sistema educativo enseña a leer y a escribir y transmite los resultados obtenidos por la ciencia casi hasta el presente (un poco atrasados tal vez). Y todo eso sirve. Pero esos resultados explican hechos del pasado. Explicaciones válidas, información necesaria, pero no suficiente. ¿Quién puede tener esa información que falta para ser primate humano hoy? Tal vez la tengan los que la necesitan. No porque sepan las respuestas, sino porque están en el proceso, tienen muy buenas probabilidades de saber cuáles son las preguntas.

  • Work in  progress 

Una cultura del prototipado: de la era del producto final a la era del prototipado, dijo Juan Freire. Se trata de una cultura que no construye relatos acabados sino en el proceso, sobre el presente. ¿Cómo puede esa cultura lograr estructurar un discurso para transmitir enseñando en sus sistemas educativos? Entiendo que una cultura del prototipado es una cultura que acumula conocimiento al mismo tiempo que lo está creando. El soporte para esa cultura ya no puede ser el libro solamente, un objeto impreso, producto final, sin posibilidad de edición. Los distintos servicios web, sostenidos por Internet brindan un soporte más adecuado para esta cultura con orejas, una cultura que trae pasado al presente y que procesa mientras crea. Sumar ambos, los productos finales de Gutenberg más los productos en proceso de la web son un equipamiento interesante para aprender, trabajar, evolucionar. Se trata de una nueva manera de estar juntos, de aprender juntos, de trabajar juntos, de pasarnos información. Eso es inteligencia colectiva. Algo que venimos haciendo hace siglos, sólo que ahora es más y se nota. La web da testimonio de estos procesos con su super memoria. ¿Cómo funcionan las instituciones entre contexto?

  • Instituciones que no instituyen 

 José Ramón Insa Alba le pidió a los reyes magos lo que quiere para la política digital y dijo que las instituciones culturales no son la cultura sino los intermediarios. Sí!! Y creo que como dispositivos articuladores entre generaciones tienen una importante misión: subirle el volumen al presente. Nadie tiene que decirnos lo que es la cultura, sino darnos espacios para que la expresemos. Entre lo que recibimos de nuestras familias, nuestras escuelas, nuestras universidades, nuestros libros y nuestras redes neuronales y sociales, sabremos responder.

  • Derecho de copia

Lo que voy a decir está bajo una uncreative common licence fueron las palabras con las que abrió su presentación uno de los papás del Edupunk: Mr Brian LambEsto que voy a decir fue robado y ustedes pueden hacer lo mismo al escucharme. A veces tan sólo decir la verdad resulta un acto sumamente creativo.

Todo lo que hacemos tiene, en su nivel inicial (previo a la remezcla particular con nosotros mismos como ingredientes) una autoría compartida, acumulada. Un modo de creación (pro)común que siempre tuvimos -y trajo a la civilización hasta acá- y ahora con la plena disposición de materiales que tenemos mediante la Internet se pone claramente de manifiesto: hay mucho, ¡sobra! Tenemos un excedente creativo como dice Shirky. Necesitamos leyes para una creatividad desbordante, no para una creatividad escasa. ¿Qué es la autoría entonces? ¿Cómo dar licencias sobre las creaciones? ¿Cómo ganar plata con nuestro trabajo? Son preguntas que tenemos que hacernos y necesitan respuestas creativas. Cuando las leyes del pasado criminalizan a niños de 10 años del presente porque hacen un remix y lo suben a Internet, algo no está bien con nuestras leyes, aclaró Beatriz Busaniche derechos de autor como máquinas de impedir.

¿Qué diría García Lorca si supiera que no se puede compartir Bernarda Alba por sus derechos de autor? provocó Sofía Coca del colectivo Zemos98.

  • La culpa no la tiene el libro ni la compu, sino los malos usos de siempre

Como fue en su momento la imprenta, hoy internet es una oportunidad maravillosa. Lo que antes fue imprimir y ditribuir el conocimiento, hoy es editarlo y compartirlo.
El riesgo es siempre el mismo, lo retwiteó @pedrojimenez en estos días:

RT @ftsaez: Pasamos del LIBROcentrismo al PANTALLAcentrismo.

Todo mal uso de un libro y de una computadora es matar lo social que nos hace humanos: aprendemos por imitación, unos de otros, entendiendo las mutuas intenciones, reconociendo en el otro las mismas habilidades de las que somos capaces nosotros, compartiendo nuestros descubrimientos, hablando, preguntando.

Un buen uso de la distribución del conocimiento puede hacer del mundo un mejor lugar para vivir. Lo único ingenuo que veo yo en esto es creer que con negarlo (desde el palco, atrio, cátedra, TV, diario, micrófono, ponencia) alcanza para erradicar la capacidad troyana de Internet para dinamitar la cultura y distribuir la información y las posibilidades de acceso al conocimiento aún más que el libro.

  • Pelotas picando

Los interlúdicos, los dispositivos de intervención de audiencias realizados por el comando Edupunk de la Cátedra Datos para movilizar a las audiciencias calladas (propias del modelo Gutenberg del conocimiento) fueron excelentes. El medio es el mensaje: el formato cambia, el contenido también. Un ejemplo negativo es el dispositivo aula de banco fijos mirando al frente, favoreciendo el monólogo del docente frente a caras silenciadas. En el seminario El paréntesis de Gutenberg se vivió todo lo contrario. Con esta posibilidad de juego se creo un código que favoreció el contacto interpersonal. Me gusta imaginar las aulas intervenidas con el juego de esta manera. Proyecto Rediseñar en la UBA está yendo en este sentido.

Lo que el juego le puede aportar al pensamiento desde los videojuegos como modelo de aprendizaje para pensar el sistema educativo (disparó Gonzalo Frasca: la importancia del los tutoriales para autoenseñarse, «pasar de nivel» como sistema de evaluación sumado al reconocimiento social), hasta el jugar para pensar en vez de aburrirse para pensar. Jugar es una manera de ponerle el cuerpo al pensamiento. La creatividad abriendo puertas frente a la solemnidad de espacios tradicionales de pensamiento de monólogos y cuerpos sentados.

Cuando el sistema educativo escucha se aprende: Mariana Maggio habla de la reflexión después de cada clase, el concepto de «metaanálisis» de Edith Litwin + Roxana Levinsky creando aulas multiniveles en Nivel Medio para cuerpos que no pueden quedarse en las clases del sistema educativo sordo (maestras de la duda, pedagogía troyana).

La web semántica y las cada vez más herramientas para personalizar el aprendizaje, el trabajo, la creación van surcando un camino de conversión digital como proceso civilizatorio colectivo desde la personalización: ¿Estamos yendo hacia el 3.0 de cada uno?

La brecha digital no hace otra cosa que mostrar aún más las otras brechas, las de territorios emocionales no explorados, por ejemplo. Andrés Durán habló de un camino inverso forzado por las circunstancias del terremoto de Chile: fue necesario ponerles una cámara a los que perdieron todo menos sus palabras. Darles voz es parte del botiquín cultural de reconstrucción de tejido de Chile luego de la tragedia. La conversión digital puede hacer de puente. ¿Cómo llevar esta posibilidad de puente a casos en los que todavía no tenemos garantizada la lectoescritura? Tarea para nuestras instituciones, nuestros presupuestos, nuestras prioridades como especie.

Los aprendizajes, el pensamiento crítico y el bendito «avance de las ideas» tienen una oportunidad para mí muy intersante cuando frente a la exigencia del producto final tenemos el permiso del estado BETA. Cuando los procesos no son mal vistos, podemos compartir ideas, sensaciones, work in progress de la manera que lo hago en este blog. Ponerle el paréntesis a Gutenberg me parece que tiene que ver justamente con abrir posibilidades como ésta.



Y más. La seguimos.

Como cierre/apertura del final de las jornadas, @julitoalonso nos regaló esto:

Las reflexiones post- Paréntesis de Gutenberg que van apareciendo:

Alamo, Sophie Sobre antes y durante, paréntesis mediante
Atala, Arianata Cultura y Media 5 / posgutenberg / Technologic. Technologic
Bordoy, Giyuela Are you experienced?
Cingolani, Gino Johaness nos dejo mucho mas que un paréntesis
Maguregui, Carina Gutenberg, el tsunami digital y el diseño de prototipos
Piscitelli, Alejandro Algunas enseñanzas del Paréntesis de Gutenberg
Freire, Juan Somos máquinas sensibles de prototipado
Sabatino Arias, Cecilia  Es más fuerte que yo, estas reflexiones se me imponen
Digicom, Colectivo No vamos en tren…vamos en colectivo
——————–


Share Button

Aprendizajes participativos al frente

Ayer participé junto a Mariana Salgadado y Ximena Tobi del Foro de Instituciones Educativas de Diseño de Buenos Aires. Con Mariana armamos una presentación conjunta que titulamos TIPS, TIC y TAC.

Esta es la interesante presentación de Mariana. Ella lanzó una fuerte artillería en contra del diseño orientado a lo estético sin consciencia del tiempo-espacio, del contexto, de las necesidades personales, sociales y planetarias.

Mi presentación tuvo como eje mostrar la necesidad de diseñar clases incluyendo a los estudiantes en el proceso. Mostré casos y hablé de lo que me interesa especialmente: la apropiación de las tecnologías por parte de la educación para favorecer aprendizajes auténticos y personales, lo que resumo en las TIC (tecnologías de la información y comunicación) devenidas TAC (tecnologías del aprendizaje y la convivencia). El objetivo de un docente es crear espacios que faciliten la creación de conexiones (entre personas, información, instituciones, emociones, ideas, mundo), y la creación de estos espacios de encuentro y convivencia está muy potenciada desde la web social.
Mostré casos de distintas experiencias de aprendizaje en las que participo de cerca, ya sea como colaboradora o como docente: Proyecto Rediseñar, Reinventate2.0, Usal_Tic, #redeschat

Así lo presenté:

Por problemas de señal wifi no se pudieron ver los videos de mi presentación, los muestro acá (además están embebidos en la presentación de arriba):

     
    Luego de nuestra presentación, con Mariana habíamos planeado un taller analógico/digital que tenía el objetivo de producir entre todos los presentes en el Foro un banco común de ideas, posteando en el muro de una página de Facebook -creada para tal fin- ideas para clases participativas en diseño. la baja señal dificultó que pudiéramos trabajar bien con la página de Facebook, en vez de eso fueron pasando a presentar ideas algunos. Otros escribieron tarjetones. En la página se ven algunos pocos registros de lo producido en el taller
     
    Ximena Tobi tituló su presentación así: «Un equilibrio entre genio creativo y ratón de biblioteca». El eje fue mostrar cómo trabajan investigando para crear incluyendo al clientes en el proceso, en su estudio de diseño Los Tobi
     Las conclusiones de la jornada y cierre estuvieron a cargo de Verónica Devalle. 
     Agradezco a Mariana Massigoge por la linda idea de invitarme a presentar en este Foro. Fue una excelente experiencia que me forzó a procesar, digerir y unir ideas y experiencia que tenía dando vuelta en mi cabeza. Muchas gracias a Pablo Bongiovanni por incluir en una de sus clases la actividad #chatictac invitando a sus alumnos a contestar a la pregunta ¿Cómo es aprender en red? Muchísimas gracias a todos los que se sumaron respondiendo a la pregunta, y especialmente gracias a Mariano Legname por ayudarme realizando el video de #chatictac que suena tan bien.
Share Button

Genealogía de REINV2010: un MOOC que tiene familia

Reinventate2.0 es un MOOC (massive open online course) que nace del mashup de otros cursos creados por George Siemens, Stephen Downes (CCK08, CCK09, PLENK2010), Diego Leal (GRYC09) y una primera experiencia que realicé junto a Eduardo Peirano llamada TIOD10.

Ayer tuvimos una reunión de cátedra Datos en la Fundación Telefónica. Piscitelli me pidió que armara la historia del curso Reinventate2.0. Sumé a la carga genética que tiene reinv2010 donada por los cursos e-learning antes nombrados, la impronta que le da su fuerte carácter edupunk, DIY y más «hacer» y no tanto contenidos: Proyecto Rediseñar.

Como la reunión de ayer fue en el día de la primavera, todo es brotes, tallos y flores: ¡feliz renacer!

Share Button

Una apuesta a la transformación del Rol docente en experiencias de e-learning (y vale para presencial también, no?)

Para el curso e-learning de la Cátedra Datos (UBA) que estamos armando (próximamente, link a página del curso), formamos un lindo grupo de facilitadores: Anaclara Dalla Valle, Agostina Riganti, Sebastián De Toma, Ignacio Uman y yo. Pensando el modelo pedagógico del curso, decidimos hacer un mix entre los cursos abiertos y masivos (MOOC) y el cuerpo-a-cuerpo más propio de un formato de taller. Se trata de una paradoja (masivo y personalizado) ¡pero quién dijo que iba a ser fácil!

Los entornos personalizados de aprendizaje personalizan el aprendizaje para cada participante del curso. ¿Cómo personalizar la atención desde los facilitadores? Para empezar: siendo muchos. El nucleo del equipo está conformado por 5 facilitadores y estamos proponiendo a ex(no)alumnos de la cátedra sumarse como tutores satelitales apoyando en determinadas actividades.

La necesidad de dar un apoyo más cuerpo-a-cuerpo en una experiencia de aprendizaje de e-learning surge de la experiencia que hemos tenido en e-learnings abiertos y descentralizados: la exigencia de mayor autonomía por parte de los alumnos sumada a encontrarse aprendiendo en el ámbito abierto de la realidad -y no en el espacio cerrado y controlado propio de la educación (aula-currícula previa), con su análogo LMS en cursos virtuales- puede ser demasiado en algunos casos y algunos pueden no llegar a encontrar coherencia en el caos. Además, como la propuesta del curso es la creación de un rediseño profesional* (no sólo investigar) es necesario -creemos- un coaching más cercano en el proceso de producción.

Desde el punto de vista del rol docente, el curso remixa los massive open online courses de Downes y Siemens, con una facilitación más cercana (como la de Diego Leal en GRYC, por ejemplo) y el formato de taller presencial de Proyecto Rediseñar.

Hasta acá con las explicaciones. Este post se trataba de dar al equipo facilitador del curso mis top ten de contenidos para pensar el rol del facilitador. Las fuentes son papá Siemens y papá Downes, quienes producen y experientan mucho en este sentido. Es tan linda la selección que pensé que podría gustarle a otros, acá va:

4 criterios principales para que el aprendizaje en red tenga éxito: apertura, autonomía, diversidad y conexionismo  Downes

The following are roles teacher play in networked learning environments:
1. Amplifying
2. Curating
3. Wayfinding and socially-driven sensemaking
4. Aggregating
5. Filtering
6. Modelling
7. Persistent presence    Siemens

Si tenés contenidos para sumar al top ten, bienvenidos.



(*) muy pronto más info al respecto, por ahora estamos creando suspenso 🙂



Share Button

La educación tuvo su fiesta: #edupunkarg

Siempre cuando escribimos «educación» rodeamos la palabra con sus problemas: la educación mata la creatividad, la educación no tiene nada que ver con aprender, falta de presupuesto en educación, docentes golpeados por alumnos en escuela primaria, la evaluación no estimula los aprendizajes sino la especulación, y muchos etc de críticas y de urgencias de transformaciones YA.

Justamente porque todo esto es verdad en la vida cotidiana educativa, hoy quiero una primera plana para esto: LA EDUCACIÓN TUVO SU FIESTA EN ROSARIO. Copete: El encuentro edupunk fue una fiesta de aprendizajes, experiencias, reflexiones, inspiraciones, ideas, colaboración, estímulos, inteligencia colectiva, creación, red.

Equipos de docentes/alumnos/emergentes que forman comunidades de aprendizaje en la UNR (Digicom) y de la UBA (Rediseñar) + invitados de experiencias disruptivas en educación (Florencia Morado, Bianca Suárez, Gladys Ledwith, Gabiela Pandiello, Gabriela Valente) estuvieron presentes.

>>Ana Clara Dalla Valle escribió un relato completo de lo ocurrido en las 1º y 2º jornadas del encuentro en Rosario, los días 30 y 31 de julio.
>>Este es el canal que transmitió en directo las jornadas
>>Ejes y debates que comenzamos a conversar antes del encuentro en la plataforma virtual.
>>1633 tweets cubriendo el encuentro
>> El Manifiesto Edupunk tuvo varias formas: la «en vivo» por el VJ @marianolegname, ya irán apareciendo más versiones.

La fiesta es necesaria. Salir de las 4 paredes del aula, expandir la educación, actuar con la realidad y  el mundo, compartir y colaborar en red es inevitable para que haya aprendizajes significativos.

Gastamos mucha energía en la batalla por lo que queremos en educación, en hacer la contra, en resistir el status quo de siglos de transmisión educativa. Necesitamos fiestas que nos llenen de ideas, preguntas, nuevas conexiones, expansión y multiplicación energética para poder seguir haciendo experiencias de aprendizaje maravillosas. Como dice Marcelo de la Torre: «ya no hay retorno«. La fiesta edupunk comenzó.

RT @Arianata: Como que no me puedo volver de Rosario, estoy en casa. ¿empezamos a preparar #edupunkarg diciembre? 🙂 #redisenar2010 #digicom

*Actualización: surgen más producciones inspiradas en el encuentro intercátedras del edupunk

>> la página del Manifiesto Edupunk http://www.edupunkmanifesto.org/  
>> Post sobre el encuentro en Rosario, escrito por @arianata y @ginocingolani http://arianaatala.wordpress.com/2010/08/04/primer-encuentro-edupunk-en-argentina/
>> Nota en CanalAR por Lucas Delgado «La tecnología como herramienta para un nuevo modelo» http://www.canal-ar.com.ar/noticias/noticiamuestra.asp?Id=9158 
>>Editorial del InterlinkNews con una lista de enlaces de rastreo y producción edupunk

Share Button

Escenas de la batalla cotidiana de un proyecto educativo disruptivo

El Proyecto Facebook tuvo resistencias pero mayores fueron sus adeptos: la matrícula de la materia creció vertiginosamente de un cuatrimestre a otro llegando a más de 250 inscriptos para Proyecto Rediseñar en el primer cuatrimestre.

A veces las resistencias vienen desde los docentes frente al cambio necesario de actitud que se les pide en un proyecto pedagógico que modifica de raíz el vínculo con los alumnos, corriendo del lugar de poder tradicional al docente para darle voz y capacidad de creación a los alumnos; y a veces también viene desde los estudiantes, quienes se ven compelidos a la acción y no están acostumbrados. Pueden verse ejemplos de estas resistencias en los comentarios a los (no)teóricos que se publican en el blog de la cátedra.

Ayer pude presenciar en vivo y en directo una experiencia religiosa de defensa del edupunkismo por parte de Heloísa Primavera, la Adjunta de la Cátedra de datos. La clase magistral que dio Heloísa exponiendo los porqué y los cómo del proyecto pedagógico de la cátedra fue motivada por un reclamo por parte de estudiantes: «nos faltan el respeto». No estuve presente cuando fue realizado el reclamo, me explican que el reclamo se dio cuando Alejandro Piscitelli -Titular- y Heloísa Primavera -Adjunta a cargo- de la cátedra visitaban las comisiones de prácticos (cosa que jamás me pasó en mis mil años de estudiante universitaria en la UBA) y en un diálogo con los estudiantes un grupo manifestó ser  «muy críticos» y sentir que se les faltaba el respeto en las presentaciones de los (no)teóricos de los martes cuando se les daba poco tiempo para presentar (hubo grupos que sólo pudieron hablar 1 minuto porque la cátedra no cuidó el tiempo -por eso en el último teórico Piscitelli fue con un cronómetro y alarma) y que en vez de prestarles atención los docentes estaban «twiteando«.

Es necesario aclarar esto porque el sentido común universitario puede inducir a error: en las clases teóricas los alumnos son los que dan clase, sí. En los bancos twiteando a veces y otras simplemente apreciando, están los docentes, ayudantes y demás compañeros. Las clases teóricas de  principio de cuatrimestre son un espacio de presentación breve de temas por parte de integrantes de la cátedra y también son espacio para presentaciones de invitados. Luego, cuando los estudiantes ya están un poco avanzados en sus producciones son ellos quienes pasan al frente para presentar sus creaciones y dar cuenta de sus procesos. Este circuito está llegando a su fin en su segunda vuelta de presentaciones justamente ahora.

Para los usuarios de Twitter esta dinámica es obvia pero creo necesario aclararla: lo que se hace con los tweets  durante las presentaciones de los (no)alumnos de los martes es dar una cobertura de lo que va ocurriendo y un feedback en simultáneo respecto de lo que van presentando (cosa absolutamente inusual en la universidad: el feedback solo suele ser la nota parcial o final; y, desde ya, es inusual en facultades de «humanísticas» que un estudiante produzca, menos aun, presente, algo). Quienes son usuarios de Twitter pueden entender perfectamente esta práctica y sabrán comprender cómo el hecho de twitear un evento es una deferencia importante, se trata de comentar sobre lo que ocurre, tomar notas al pie, reflexionar en simultáneo, dedicarle mucho tiempo y energía a quien expone.

Ayer, a las 21:10 horas, se presentó Heloísa Primavera en una comisión para exponer acerca del proyecto pedagógico de la cátedra, explicando cómo lo que es una reclamo por «falta de respeto» es un juicio, no la afirmación de un hecho. Y para pasar a los hechos  planteó pautas de funcionamiento: «necesito 30 minutos en total, los primeros 10 expongo yo, los otros 10 espero sus preguntas y comentarios para charlar al respecto y como cierre quiero 10 minutos finales para comentarles algo».

Comenzó entonces HP a dar cuenta de su proceso de ser/hacer. Los caminos de una brasilera/argentina y sus trabajos y aprendizajes de vida hasta hoy: se dedicó a la biología, a operaciones cerebrales que ya no se hacen, se volcó después a la sociología y escribió un trabajo sobre peronismo que le valió un exilio a México en la dictadura. Conoció a Piscitelli quien con la llegada de la democracia, invitaba allá por el 83 en México a los exilados a volver para hacer. Luego, su viaje a Chile y el encuentro con Maturana y Flores. Su odio hacia Maturana («según lo que él decía todo lo que yo había estudiado lo tenía que tirar a la basura») y como pasó a comprender profundamente sus ideas. El regreso a Argentina, y su ingreso a la cátedra de datos en 2006 debido a la repentina muerte de la JTP de la cátedra y la invitación de Piscitelli a traer una impronta nueva en el vínculo docente-alumno. HP traía una experiencia desde México: profesores que hablaban 10 minutos como máximo para dar pie al diálogo con los alumnos. Piscitelli quería regar la cátedra con esta frescura. (Un breve racconto de historia de la cátedra puede leerse en el blog de Datos)

Se cumplen los 10 minutos iniciales, es tiempo de las preguntas.
La primer pregunta viene desde quien hace el personaje de Roque Parque:
-¿Por qué Piscitelli quería modificar la modalidad de funcionamiento de la cátedra en 2006?
HP- Porque Alejandro decía que los martes eran los peores días de la semana, no se podía levantar a la mañana sabiendo que a la noche tenía que dar un teórico en la facultad.
Y Heloísa se explaya al respecto dando cuenta de esto que sabemos todos pero la inmensa mayoría acepta como algo natural y bueno: los profesores hablan, los estudiantes escuchan. No importa la calidad de la oralidad ni la calidad de escucha. Todos los docentes están acostumbrados a jugar el juego de la autoridad de los poseedores del conocimiento y todos los estudiantes están acostumbrados a jugar el juego de la cara de poker «no sé ni me importa». Piscitelli no podía levantarse los martes a la mañana por no soportar la mentira de este juego. Este juego no sirve para aprender.

La segunda pregunta viene desde el frente, «uno que se anima a ser protagonista» me aclarará después Heloísa:
-¿No ven en la cátedra una superficialidad en las presentaciones de los alumnos, no les parece que falta un trabajo más profundo con los textos, una análisis de los contenidos?
HP- ¿Por qué creés que un análisis más profundo de los textos es mejor?
Y se extendió al respecto más o menos así: pensar no es sólo reflexionar sino también crear y hacer. En la cátedra datos se le da relevancia al crear y al hacer. Porque crear y hacer es ponerle el cuerpo al aprendizaje, tomar en cuenta la experiencia emocianal, no sólo la razón está en juego para aprender. De otra manera todo queda en una abstracción en relación a contenidos que 6 meses después -como máximo- se olvidan.En cambio, experiencias transformadoras de crear y hacer tienen una impronta que reverbera mucho más allá, nos modifican. Aprendemos. Heloísa afirma que esto es lo que más le importa a la cátedra, un proyecto pedagógico en el cual los alumnos son protagonistas de su aprendizaje, aprenden creando. Heloísa dice: «Siempre se les pide producciones escritas…a nosotros no nos alcanza con hacer en un plano simbólico, es necesario hace también en un plano emocional». Y para terminar, toma como ejemplo a los estudiantes de los Centros de Estudiantes que piden ingresar a las clases para hablar de temas de política universitaria y pregunta «¿Por qué hablan si no los escuchan?» Es una buena pregunta, que creo también aplicable a los docentes tradicionales. Y comenta cómo la cátedra pidió una reunión con el centro de estudiantes para decirles que deberían modificar la calidad de sus exposiciones, hacerse cargo de que no los estaban escuchando y modificar su modo de interpelar a la audiencia, etc. No se sabe si esta recomendación fue atendida o no, el resultado  fue que los centros de estudiantes nunca más solicitaron ingresar a hablar en clases de la cátedra.

Tercera pregunta, vino también desde el frente, en forma de comentario:
-Las presentaciones en teóricos son aburridas, las estadísticas son todas las mismas, la dinámica de presentación de los alumnos es para sus docentes, no para sus compañeros, porque son los docentes los que en definitiva evalúan…en los teóricos empieza a haber «lagunas» porque los estudiantes se van cuando presentan o si ya presentaron sus amigos….
HP- Es verdad, las presentaciones sobre estadísticas son aburridas por innecesarias, deberías comentarle a tus compañeros que presentar estadísticas no es bueno, no hay que quedarse en la queja sino tener una propuesta.

Respecto a la dinámica de presentaciones para los docentes quiero acotar algo -acá hablo yo- ¿Por qué los alumnos presentan para los docentes y no para el resto de sus compañeros? ¿Acaso no se trata de dispositivos de persuación? Si la audiencia -mayormente conformada por otros estudiantes- recibe bien -y no abandona el teórico por aburridmiento- seguramente la evaluación de esa presentación por parte de los docentes sería mejor. Y esto, sin entrar en que en vez de evaluar se trata de apreciar.

Y llegamos a los milagrosos 10 minutos finales.
Heloísa cuenta que experimentó un cambio rotundo al volver de Chile de participar de experiencias con discípulos de Maturana: vio la Cordillera de los Andes distinta. ¿Semanas antes la cordillera era otra o ella era otra al volver? 
HP pide entonces un voluntario para hacer un ejercicio. Ella elije al protagonista que se animó a hacer la 
segunda pregunta. Le dice: «Por favor, insultame». Llamativamente, el protagonista de la pregunta 2 no tardó  en animarse a insultar a la Adjunta «Usted es una hija de puta», le dijo. Heloísa le pide un nuevo insulto, ese no le pegaba…y de atrás se escuchó «eso es para su madre, no para ella». Entonces el protagonista de la pregunta 2 arremete «Usted es una viaje de mierda». Ahora sí estás insultando, dice Primavera.
Ella le contesta: Puedo comprender por qué decís eso. Es sólo un juicio. Tu juicio. Como todo juicio puede ser fundado o infundado. Yo no te he dado autoridad para emitir tal clase de juicios sobre mí. Estoy dispuesta a conversar con vos sobre este tema en el futuro.
HP- ¿Y qué me decís?
El protagonista de la pregunta 2 contesta: Gracias.
HP- De nada. Ahora decime algo bueno.
El protagonista de la pregunta 2 – Usted es astuta.
Y Primavera de nuevo le dice esto que aprendió en Chile y le hizo cambiar por complero su mirada, tanto que la cordillera ya era otra, le repitió «Puedo comprender por qué…», la fórmula canónica de deconstrucción de los juicios de Fernando Flores.

Y más o menos así terminaron los 30 minutos religiosos que propuso Heloísa ayer en la comisión del aula 4 de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UBA.
No hubo aplausos. Por mi parte, estaba muy conmovida. Nunca experimenté algo igual. Lamenté no haberlo streamiado, filmado, algo. Vi que cuando la cosa pasó a los insultos Roque Parque puso record con su celular, ojalá lo comparta.

Mi reflexión final al presenciar tal defensa maravillosa de un proyecto pedagógico que no deja de sorprenderme y admiro profundamente, y al recordar las caras de los estudiantes que recibían esas palabras, es que entramos demasiado pronto a la universidad. Quizás los estudiantes son demasiado jóvenes como para apreciar eso que les pasó ayer a estos chicos, por ejemplo. Como también son demasiado jóvenes como para resistirse a la naturalización de una educación vacía de aprendizajes que reciben día a día con el objetivo de obtener un título que los dejará desnudos en la nieve frente a la compleja realidad que les tocará vivir.

Por suerte el cambio se está filtrando. La cátedra de datos es un caso muy especial pero espero que no sea del todo único. Realmente espero que los que cursen Proyecto Rediseñar tomen este estímulo de transformación de raíz de la educación para iniciar o profundizar o rediseñar sus propios caminos de aprendizaje.

Share Button

Las herramientas web sirven para hacer boquetes en las paredes

El martes pasado participé en el teórico de la Cátedra de datos Proyecto Rediseñar.

Mi tarea era presentar las herramientas web que utiliza la cátedra para esta cursada.

Las clases teóricas arrastran su formato 1-a-Cientos desde el medioevo. Por distintos motivos fueron funcionales a las universidades, al poder y a los sistemas educativos creados posteriormente, un factor decisivo del formato es económico (impronta lancasteriana): una voz le transmite «conocimiento» a cientos. Para que una sola persona pueda hablar y ser escuchada por cientos en grandes espacios es necesario que las demás personas apenas respiren.

¿Cómo se hace para escuchar a esos cientos si se les da la palabra? El formato de clases tradicionales en teóricos no lo permite, es necesario modificar el formato. Mientras esto suceda, la web tiene herramientas que nos dan una mano. La propuesta de Proyecto Rediseñar es un proceso de trabajo horizontal en el que docentes y alumnos se embarcan en una experiencia de creación y descubrimiento, el contexto de este proceso de aprendizaje es los dispositivos de persuación en la web.

En la web podemos diseñar nuestro propio proceso de aprendizaje utilizando distintas herramientas. Esta libertad y autonomía de aprendizaje ya tiene nombre: entorno personal de aprendizaje.

En la web existen espacios de trabajo colaborativo en los que muchos realizan sus aportes colaborando en una misma creación. Tenemos un fuerte ejemplo de esto: la wikipedia. Bajo el mismo concepto podemos diseñar espacios de trabajo colaborativo para un grupo de trabajo, por ejemplo, la cátedra que lleva adelante el Proyecto Rediseñar. Ese espacio es www.proyectoredisenar.pbworks.com

¿Cómo incorporar al proceso creativo de aprendizaje a los más de doscientos cincuenta alumnos incriptos en la cursada? Es necesario modificar el formato lineal del 1-a-Cientos: en el Proyecto Rediseñar los teóricos son abiertos, tienen siempre invitados y mientras el formato de clase teórica siga siendo expositivo una manera de registrar las voces de los no-alumnos es el blog de cátedra en el que los no-alumnos dejan su feedback luego de cada clase no-teórica. También es necesario establecer recorridos múltiples para la información, que todos puedan ser creadores y receptores y de nuevo creadores. Que todos podamos aprender de todos. Para lograrlo en el Proyecto Rediseñar nos valemos del noble RSS. Nos suscribimos a búsquedas de la etiqueta redisenar2010 en blogs, youtube, delicious y twitter. Además, nos suscribimos a alertas de google para detectar producciones etiquetadas «redisenar2010» en plataformas que no nos hayamos suscripto todavía. Cuando éstas aparecen, nos suscribimos también. Lo único que tienen que hacer los alumnos para que esta libre circulación de la información en la red funcione es etiquetar todas sus producciones con redisenar2010.Todas estas suscripciones las agregamos en una página de inicio pública: www.netvibes.com/redisenar2010

Con éstas y otras herramientas y nuevas modalidades que tiendan a incorporar a los alumnos al proceso de aprendizaje como creadores, podemos crear una universidad expandida. Para hacerlo es necesario picar boquetes en las paredes de las aulas y transformar el 1-a-Cientos en Cientos-a-Cientos. ¿Cuál es la potencia educativa de tener ventanas y puertas en vez de paredes? El conocimiento no se estanca, el conocimiento fluye y crece.

Share Button