Hack al hacking frívolo – Crítica al homeschooling y una idea tonta de felicidad

Qué mal humor que me da este video «Hackschooling makes me happy: Logan LaPlante at TEDxUniversityofNevada», en especial por el efecto que provoca: dejar de pensar lo complejo que es la construcción colectiva de lo público, eso que hace un sistema educativo que debe dar lugar a millones de alumnos y docentes, para que todos habiten ese gigante aparato anónimo aún poniendo en juego sus subjetividades, en los diferentes tramos de sus diferentes procesos de aprendizaje y crecimiento… resolveme eso!

Un chico que puede elegir ir a la escuela o quedarse en su casa para educarse viendo videos TED es un chico que tiene opciones, no todos parten de la misma base… resolveme eso!

Para resolverlo, tener en cuenta lo común, es crucial.
Hablar de «la felicidad» sin reparar en que la felicidad no es reír todo el tiempo sino pasarla pésimo, pelearla, sufrir, aprender a bancarse el dolor y hacer algo con esa experiencia… ¿Cómo se forma a un hijo, a un alumno para eso?

Formarse sin atravesar la a veces tan injusta experiencia de lo social, cuerpo a cuerpo, persona a persona, mezclándose con adultos con experiencias de vida, rotos, enteros, batallando, acertados, equivocados… ¿Qué clase de formación es esa?

Me enoja que palabras que yo uso para pensar la pedagogía, la cultura, la política como hacking, remezcla, copia, creatividad, distribución… se pudran con usos tan vanos. Yo pasé por maravillarme con el video de Ken Robinson, me sirvió para pensar, luego pegué la vuelta.

Hack al hacking frívolo!

»»Interesantes comentarios al respecto se generaron en Facebook, IR

Share Button