Proyecto Aula Red Uner

En octubre y noviembre estaremos realizando el Proyecto Aula Red de la UNER, desde la Facultad de Ciencias de la Alimentación, Concordia, Entre Ríos.

Ya está abierta la inscripción! El curso es para docentes de la UNER, pero también estaremos compartiendo contenidos y actividades en las redes con #aulareduner.

Share Button

Ambientes de aprendizaje y trabajo en red

Acá una compilación de diferentes espacios y ambientes personales de aprendizaje (APA, PLE en inglés) creados para aulas, cursos, talleres y proyectos a lo largo de varios años de especialización en aprendizaje en red.

-Escritorio para capacitación en Mutual JS, prov. Sta Fe
-Pico y Pala mi escritorio de trabajo de 2013
-Escritorio para facilitar el curso Memorias en red #ddhhyc
-Escritorio para participar del curso Digital Storytelling DS106

-Escritorio para seguimiento trabajo de aula Colegio Las Cumbres: Nivel Medio, Nivel Primario, Nivel Inicial

-Escritorio para seguimiento trabajo de aula Colegio Nº2 Domingo Faustino Sarmiento curso 4y5

-Escritorio para seguimiento producciones alumnos del Seminario Aplicaciones TIC 2, Arroyo Seco

-Escritorio para participar del curso CCK09

-Escritorio para facilitar curso TIOD10

-Escritorio para facilitar curso REINV2010

Cursos diseñados + Entornos de aprendizaje de cursos dictados + Proyectos en los que participo 

>>Curso sobre derechos humanos y redes sociales - Memorias en red DDHHYC - para la red de sitios de memoria de América Latina

>>Clases sobre Entornos Personales de Aprendizaje dentro de la Maestría en Educación USAL

>>Blog colaborativo para Seminario Aplicaciones TIC II, Comisión Arroyo Seco

>>Página Facebook de seminario Aplicaciones TIC II, Comisión Roldán 2011

>>Red de docentes voluntarios - modelo 1a1 en línea

>>Redeschat: eventos de conversación distribuida en Twitter entre conocidos y desconocidos que se juntan a hacer red.

>>Blog institucional del Proyecto Aula1a1 del Colegio Nº2 Domingo Faustino Sarmiento, 2011

>>Entorno de aprendizaje curso 2y3 Proyecto Aula 1a1 Colegio Nº2 Domingo Faustino Sarmiento, 2011

>>Entorno de aprendizaje curso 4y5 Proyecto Aula 1a1 Colegio Nº2 Domingo Faustino Sarmiento, 2011

>>Curso semipresencial para docentes sobre blogs Colegio Las Cumbres

>>Comunidad de docentes del Colegio Nº2 Domingo Faustino Sarmiento 2011

>>Plataforma para trabajo previo de las Jornadas "El paréntesis de Gutenberg" en el CCGSM



>>Página en Facebook comisiones USAL-TIC Rosario, proyectos finales

>>Plataforma (Comisiones 2 y3) para trabajo de clase Licenciatura en Tecnología de USAL Rosario - Aplicaciones TIC II

>>Wiki para registro de experiencia Reinventate2.0

>>Curso E-learning (MOOC) Aprendizaje colaborativo en red #Reinventate2.0

>>Plataforma para trabajo de clase Licenciatura en Tecnología de USAL Rosario - Aplicaciones TIC II

>>Plataforma para encuentro Edupunk Intercátedras

>>Wiki de trabajo de la catedradatos.com.ar para Proyecto Rediseñar

>>Agregador de producciones de Proyecto Rediseñar

>>E-learning (MOOC) Diseño de Taller de investigación para docentes TIOD10 - Nuevas Maneras de Aprender

>>The blog for the CCK09 course - Connectivism & Connective Knowledge 2009 #CCK09

>>VOS :: Escuela de educación no-formal que fundé y dirigí durante 3 años

>>WIkiVOS escritorio de trabajo para profesores de español

>>Colegio Las Cumbres - asesoría y capacitación para inclusión de las TIC en el aula


Share Button

El tutorial como género pedagógico

Comparto nota que escribí para la revista española Educación 3.0 sobre el proyecto colaborativo «Te muestro cómo se hace»

Proyecto Colaborativo Te Muestro Como Se Hace Educacion3_0 n15 by luzpearson

Share Button

Un evento colaborativo en línea diseñado a 50 manos

El pasado sábado, en clase de Nuevas Tecnologías del Ciclo de Licenciatura en Pedagogía Social de la Universidad del Salvador diseñamos el próximo evento #redeschat sobre Necesidades Educativas Especiales y TIC. El tema surgió como inquietud en la primera clase de la materia entonces decidimos planificar un evento Redeschat para poder trabajar en red sobre NEE.
Concretamos el proyecto diseñando el evento entre 25 personas: 23 alumnos del curso, Pablo Bongiovanni (via Skype) y yo.

Un más allá del aula bien interesante. Comprobamos una vez más que juntar cabezas para pensar rinde mucho.

Interesados en conocer más sobre las necesidades educativas especiales y la relación con las TIC, están invitados a participar de este evento el próximo sábado a las 11hs GMT-3 en twitter siguiendo #redeschat. Más Info ACÁ

Share Button

Coordinar un Congreso en México desde Argentina, eh?


Sobre la demencial tarea que emprendimos junto a Alejandra García Redín y Edgar Altamirano el último mes -y hoy concluyó con final feliz- al decidir coordinar la modalidad virtual del Congreso CIAMTE de la UNAM, seguro tendré algo que decir, pero aún no he podido digerir del todo esta enorme tarea.

Como avance, vaya esto: que fue absolutamente posibilitada por la red personal de cada uno de nosotros, creatividad, un poco de locura y, en especial, la construcción colectiva y la colaboración que -si queremos- permite la tecnología digital.

Mientras, para saber más al respecto, comparto la nota que Lucas Delgado nos hizo a Ale Redin y a mí en Sobre Tiza. VER NOTA

Share Button

«Con ganas de crecer» alumnos del secundario rapean su corazón

Alée Balcazar y Matías Ayala el año pasaron hicieron un rap para hablar en clase de economía del modelo agroexportador, en la Escuela Nº2 de CABA, en la que se estaba desarrollando el 1@1Sarmiento, un proyecto piloto sponsoreado en parte por Conectar Igualdad.

Hoy van mucho más allá y rapean su corazón y sus ideas, diciendo que esperan una sorpresa de la escuela.

Quiero que la escuela les de esa sorpresa. Quiero que todos, no solo la escuela, les demos esa sorpresa.

PEDIDO: si conocés a un docente de la escuela secundaria, por favor, pasale este video. gracias.

Share Button

«Despídete de todos los futuros rancios, he aquí un mundo enteramente nuevo»(*)

Cuando el 19 de julio de 1994 leí Neuromante subrayé con entusiasmo la palabra «ciberespacio» e imaginé la «matriz».

Sé que lo leí ese día porque es la fecha que tiene la dedicatoria. Apenas recibí el libro, lo leí hasta terminarlo. Me lo regaló mi amigo Luis Beltrán luego de lograr conseguir -ansioso y desbocado- uno de los pocos ejemplares que aparecían en las librerías porteñas. En Fidonet nos pasábamos el dato: «hay ejemplares».

Gibson escribió en la página 69 y yo subrayé:
«El ciberespacio. Una alucinación consensual experimentada diariamente por billones de legítimos operadores, en todas las naciones, por niños a quienes se enseña altos conceptos matemáticos…Una representación gráfica de la información abstraída de los bancos de todos los ordenadores del sistema humano. Una complejidad inimaginable. Líneas de luz clasificadas en el no-espacio de la mente, conglomerados y constelaciones de información. Como las luces de una ciudad que se aleja…»

Luego mis subrayados en la novela se dedicaron a las imágenes «Se puso de pie y se estiró como un gato» referido a Molly, o «Armitage sonrió, una sonrisa que significaba tanto como una sacudida en la antena de algún insecto». Fotos que saco como si se tratara de miembros de mi familia, eso que pasa cuando se está totalmente zambullido en un mundo creado por un escritor y su trama, creyendo a esa realidad absolutamente real y propia.

Leer hoy sobre Google Glasses me lo trajo a la mente: en 1994 subrayé con entusiasmo «Ciberespacio» en Neuromante.

Luis terminó su dedicatoria a mi ejemplar de Neuromante con
*Origin: El hilo de plata POINT.

Termino entonces esta entrada con lo que era mi línea de origen en Fidonet en esos tiempos
*Origin: Barrenando las olas POINT.
18 años después sigo barrenando, solo que ahora el mar existe.

—-
(*)El título de esta entrada toma líneas de la contratapa del libro con las que la editorial Minotauro intentaba vender la novela cyberpunk por excelencia.

Share Button

Inteligencia colectiva, el tipo de inteligencia que necesitamos.

El 1º de diciembre tuve el gran gusto de participar de la XVI Cumbre de Mercociudades en Montevideo, el encuentro anual de la red de mercociudades que está compuesta por 230 gobiernos locales de la región América Latina. Mi presencia estaba relacionada con enfocar en el «hacer red» desde la potencia de las TIC, tanto a nivel interno como en los vínculos con la sociedad civil.

Mi presentación tuvo como eje llenar de contenido eso que llamamos «cultura digital», algo que puede ser muchas cosas y creo se va definiendo con nuestras prácticas. Para definir «cultura digital» mostré ejemplos de cómo esta cultura converge con la cultura escolar en educación. En sociedades signadas por la exclusión,  la inclusión digital es política pública. Planes de distribución de netbooks y conectividad para escuelas impactan en la educación en muchos países de la región. Esto, por ejemplo, llega a la forma del aula: las netbooks del Plan Conectar Igualdad en Argentina permiten -si se quiere una transformación pedagógica- nuevas formas y escenarios de participación en clase. El sólo ingreso de la posibilidad de conexión entre un grupo y, si se tiene acceso a internet, atravesando también las paredes del aula, modifica las dinámicas del curso; tracciona hacia la colaboración y otra modalidad de construcción del conocimiento. A partir de allí, claro, los logros que realicemos en educación con esta posibilidad tienen final abierto. En cuanto a trabajos en la escuela, un rap de alumnos del proyecto 1a1Sarmiento para un contenido curricular como el modelo agroexportador, dejan observar muchos aspectos de la cultura digital: la remezcla, la apropiación de herramientas, la potencia creativa y de expresión.

En los hábitos cotidianos de quienes somos usuarios de internet vemos mucho de la cultura digital en acción: facilidad en la publicación, mucha comunicación, intercambio y colaboración, nutrición vía red. La potencia que la tecnología digital abre en tanto construcción de territorios, para la auto organización, la formación colectiva que favorece movilizaciones y un nivel de participación que hacía décadas no teníamos. Podemos plantear nuevas formas de conservar: la construcción de memoria también está interpelada por la cultura digital. Y en la práctica profesional de quienes somos un punto más de la red, la cultura digital también es significativa: desarrollo de habilidades comunicativas y expresivas, construcción de base, inversión en las relaciones: de abajo para arriba, autonomía, interdependencia, compartir, colaborar, distribución de contenidos.

El conflicto de Cuevana que nos tiene de luto a muchos me sirvió de puntapié para mencionar un conflicto mayor que tiene que ver con no comprender el funcionamiento de internet o, más bien, una clara resistencia a este funcionamiento: las leyes que tenemos criminalizan los comportamientos que desarrollamos en la web: conectarnos, comunicarnos, compartir bienes culturales libremente. En este sentido plantee una pregunta que creo el corazón -o uno de los corazones- de la cultura digital: tomando como ejemplo las películas (vale también para los libros) ¿podemos plantearnos la ampliación de un derecho, la libre distribución y acceso a los bienes culturales? Eso hicimos con la educación: ampliamos el acceso a la educación pública con la obligatoriedad del nivel medio. Si bien falta mucho camino por recorrer respecto a otros niveles educativos como el terciario o universitario, por qué no pensar en otra ampliación de derechos: un mayor acceso a bienes culturales. La respuesta obvia es de qué viven los cineastas. Es necesario pensar nuevos modelos de negocios. Todos los que habitamos América Latina hemos tenido que pensar nuevos modelos de negocios, de profesión, de subsistencia y, además, bastante seguido. Sabemos de eso. Este planteo me parece interesante para la región: si tuviéramos un Cuevana de películas argentinas y de todos los países de América Latina estaríamos construyendo algo muy interesante respecto a la identidad cultural. Hoy las películas que producimos desde el sur difícilmente logran pasar el fin de semana en las salas de cine. Es legítimo pensar alternativas a la imposición cultural que pueden lograr mercados culturales como el norteamericano que tiene el sostén para distribuir y sostener desde la comunicación películas, o sea, posicionar productos culturales. Tiene también que ver con permitir la diversidad en la globalización.

Una inquietud de la cumbre planteaba desde el título del encuentro era la «ciudadanía regional». Cuando leí eso lo primero que pensé fue en mi mapa de Twitter: cuando leo tweets me conecto con personas, es secundario su origen. Las fronteras no son geográficas: cuando las hay, son de otro tipo. Mi red personal -como la de muchos- es muy regional, y más allá también.

La cultura digital es eso nuevo que empuja, que negocia con la cultura que conservamos. Es necesario pensar qué seguimos eligiendo de lo que traemos y también sumar de lo nuevo, hacer curadoría. Eso que hacen los docentes cuando ofrecen buenas clases. La capacidad de crear entornos de colaboración al aprender y trabajar en red es la potencia que permite la inteligencia colectiva, el tipo de inteligencia que necesitamos para vivir en realidades tan complejas.

Muchísimas gracias a Anne Sztejnberg y al Proyecto Estado+Derechos por invitarme.

———-

Actualización y ampliación:

Share Button

Inventamos o erramos

La facultad de Filosofía y Letras (UBA) de Argentina está repleta de carteles con la cita «inventamos o erramos» de Simón Rodriguez, maestro del otro Simón celebre de América Latina (Simón Bolivar) y ambicioso y libre pedagogo que en tiempos de independencia sabía que era necesario no copiar un sistema educativo de Europa en la región sino crear uno propio. Lamentablemente, su postura no fue la que ganó.

Chile hoy – imag compartida por Mariano Zamora en Facebook

Cuando participo del MOOC Change11, vivo una tensión como esta de la que habla Rodriguez. Siempre participar de cursos de otros países me abre la cabeza, me estimula, aprendo mucho, pero en este último estoy sintiendo fuertemente que si bien los temas que se tratan o cómo se tratan podrían ser interesantes, no hay lugar para lo que para mí es más fundamental hoy  >>Leer en el original

Share Button

Aprendizaje colectivo y abierto: ¿Discurso educativamente correcto o realidad?

imag: http://madrid.cnt.es/

La semana pasada tratamos el aprendizaje colectivo en Change11 y como buen ejemplo del tema hoy arrancó el curso sobre inteligencia artificial de Stanford.

Me anoté como lurker -con algo de fe- en el curso de Stanford, en especial para explorar el formato y sumarme como conejito de indias a la experiencia: el objetivo de AIClass es comprobar si con un curso abierto en línea se puede aprender lo mismo que con el mismo curso presencial, tradicional, en Stanford.
Es decir, si se logran los mismos resultados, cuantificables por evaluaciones.

Preguntas que me hago respecto a la universidad como institución (más allá de los profesores del curso de AI): ¿quieren realmente probar que se logran los mismos aprendizajes con un curso abierto-masivo-en red o no? Porque si se comprueba que sí, quedaría demostrado que la estructura misma de la universidad debe modificarse, al menos, abrirse. Si la certificación de Stanford puede obtenerse sin asistir de manera presencial a Stanford, podría distribuirse el saber y los certificados de manera masiva (¿gratutita?), el mercado educativo sufriría un interesante shock. Muchos nuevos caminos se presentan (ya los venimos viendo y experimentando, pero que yo sepa esta es la primera experiencia abierta que ofrece una certificación, o sea, evaluar).

Creo que tener como objetivo el que se plantean puede ser tramposo: que se logren los mismos resultados modificando el vínculo pedagógico es poco probable, y no sé si debería ser deseable. Lo interesante es observar los aprendizajes que emergen, las prácticas que brotan, lo que 160.000 inscriptos en un curso en línea son capaces de hacer con la red que se traza y la autonomía que se ofrece brindando determinados insumos. Al revés de la famosa frase de Einstein, esperan los mismos resultados haciendo algo diferente. Más bien lograr nuevos resultados, los no previstos, podría ser un paso interesante para la investigación y el aprendizaje, incluso para quienes quieran desarrollar planemiento educativo con métodos «científicos». Leer el twitter de @aiclass da una mirada sobre el efecto del primer día de clases del curso: gente impactada y experimentando/creando un fuerte cambio, gratitud.

Esta semana 5 de Change11 nuevamente ofrece un buen marco para estas inquietudes. Nos convocan a  reflexionar sobre el impacto en la práctica de la educación abierta.

El especialista de la semana, David Wiley, resume su contribución al campo con «I would like to invite students to reflect on the practical impact on people they would like to their educational technology / educational research work to have. What kind of change do they want to see in the world? What will they have to do, personally, to create that change?»  

«Me gustaría invitar a los estudiantes a reflexionar sobre la repercusión práctica que les gustaría ver en la gente respecto de su trabajo e investigación acerca de tecnología/educación. ¿Qué tipo de cambio es lo que quieren ver en el mundo? ¿Qué tienen que hacer, personalmente, para crear ese cambio? «

El cambio que yo quiero ver es una modificación en las relaciones de saber/poder. Y junto con esto, todos los otros cambios que pueden desatarse que también quiero en la educación y en el mundo. En particular uno: frente al concepto de individuo «individualista», yo prefiero el de personas interconectadas integrando redes, comunidades de práctica y aprendizaje. Sobre lo que tengo que hacer para lograrlo, algo estoy haciendo, mucho estoy tratando de entender, ya que comprende una gran complejidad. Para empezar, me estoy haciendo cargo de ese deseo. 
     

—-

Esta es la descripción sobre le formato y modalidad de participación en AIClass. Este el canal en youtube, acá las consignas de trabajo semanales (con voluntarios se está subtitulando el material del curso a muchos idiomas).

Edgar Altamirano, también participante del Change11 y con quien compartimos el grupo Change11Es en facebook, creó un grupo para intercambiar en español, como comunidad de apoyo para AIClass. Él mismo es profesor de AI así que allí podemos tener un gran apoyo. Quienes quieran sumarse es https://www.facebook.com/groups/IAStanford/.

Share Button

Aumentar aprendizajes conectando cabezas

En algún lugar escuché (y creo que fue Dolors Reig la que lo dijo, cuándo no!) que las excursiones fuera de la escuela eran realidad aumentada. Muy de acuerdo: toda experiencia que intensifique nuestra realación con el entorno y otras personas aumenta la realidad, nos hace más sensibles a ella, y, por lo tanto, aumenta nuestras posibilidades de vincularnos y aprender.

Con esta hipótesis lanzamos el primer episodio de realidad aumentada en #redeschat. Este sábado, la actividad previa es mirar un video y empezar a tweetear antes del evento, compartiendo ya ideas con tweets etiquetados con #redeschat como precalentamiento: 

Nuestra hipótesis es que La Realidad Aumentada intensifica nuestra relación con el entorno y con otras personas. ¿Qué puede implicar esto en educación? Compartí tu opinión en Twitter y no te olvides de colocar #redeschat en el tweet.

Si no sabés de qué se trata esto de #redeschat, este sábado tenés una buena oportunidad para enterarte qué son estos eventos que hacemos en Twitter, participando. En síntesis: nos juntamos a compartir aprendizajes. 
En tiempos del nuevo curso MOOC de Siemens y Downes change11, #redeschat es aún más conectivista que nunca: con nuestra práctica de aprendizaje en red demostramos que lo importante no es la información sino la tubería (George Siemens 2004), y que no se trata de herramientas sino de cambio: colaborar.
Están todos invitados a participar y a invitar a otros a sumarse.
Es requisito para participar imprimir dos códigos, por lo que si no se tienen impresora recordar hacerlo así realmente logramos aumentar la experiencia.
día: sábado 1 de octubre
hora: 10 am Buenos Aires (GMT -3) ver hora local acá
lugar: #redeschat en twitter
¡Nos vemos!

-Otras referencias sobre el evento de este sábado: #FT_EIE11

Share Button

Una vela enciende otra vela – Congreso de Inclusión Digital Educativa

El Congreso Internacional de Inclusión Digital Educativa organizado por el Programa Conectar Igualdad es una buena noticia. Asistí a varias conferencias y exposiciones y sobre todo anduve los pasillos y aprecie las caras de quienes estábamos allí: fue muy feliz encontrarse, charlar, pensar, compartir. Como el aula, un congreso es un espacio social que puede convertirse en un hecho pedagógico, para mí lo fue. El Programa Conectar Igualdad está generando espacios y climas de aprendizaje.

>Tener calle en el aula, nuevos espacios sociales.

Los alumnos de la escuela pública aprenden algo de lo que necesitan afuera del aula: mayormente en la calle y a los golpes.Otro tanto lo aprenden en la tele, muchas veces, justamente lo contrario a lo que necesitan ( a consumir con lo que no tienen, por ej). Frente a esto Conectar Igualdad genera un nuevo espacio social: las redes. Las que se traman en internet o las intranets. De este nuevo espacio social generado por un nuevo contexto tecnológico trató el Congreso. Cómo aprovechar al máximo esta nueva situación, qué necesidades nuevas presenta, qué conflictos, qué es necesario saber para enseñar en este contexto, qué es necesario aprender en este contexto y cómo, cómo deben ser los vínculos entre docentes, docentes y alumnos, y -en especial- cómo debe ser el vínculo entre todos y la producción de conocimiento.

foto: Ana Laura Rossaro

>Inclusión social, digital y todas


La facultad de derecho de la UBA fue el lugar elegido para hablar de las crisis y oportunidades de la educación. La necesidad de cambio, eso de lo que se viene hablando desde que se creó el sistema educativo, cobra otro sentido cuando se sale a tomar aire a una galería de columnas dóricas. Mucho de lo que se decía en las conferencias chocaba con el hormigón de la facultad: hoy el conocimiento habita espacios muy diferentes al aula magna; hoy se filtra, se esparce, se comparte y distribuye por una red desordenada y caótica.

Cuando hablamos de inclusión digital educativa se «apunta a democratizar el acceso de todos y todas a las nuevas tecnologías en el contexto educativo» para evitar nuevas marginalidades como la de «desconectado», y también un paso más allá de la conexión: ser capaz de aprovechar ese contexto de red libre, acceder y apropiarse del conocimiento que circula en la red. Ya en un contexto de libre acceso al conocimiento la desigualdad la establece la calidad de uso, las habilidades que se tenga para aprovechar esa riqueza y, luego, la posibilidad de apropiación (brechas de acceso, uso y apropiación).

Juan Carlos Tedesco (ex ministro de educación de la nación) distinguió en su exposición dos maneras de tratar la inclusión digital, una política de inclusión digital en tanto alfabetización digital: acceso y dominio del uso de la tecnología en forma universal, y otra: la inclusión de la tecnología como dispositivo de aprendizaje, con su especificidad pedagógica. Con esto y la mención a las deficiencias de aprendizaje que se registran (los alumnos no aprenden a sumar, restar, dividir, leer y escribir como querríamos) Tedesco fue el expositor que más cerca estuvo de tocar un tema eje de la educación hoy: la inclusión básica que lograba el sistema antes (homogeneizando, haciendo que todos sepan leer y escribir) ya no está funcionando. En el proyecto 1a1sarmiento (piloto en el que participé en su primera fase) experimentamos mucho esa problemática. El acceso en tanto conexión favorece a todos pero sólo logran un uso de las nuevas tecnologías quienes pueden hacerlo; para los alumnos con situaciones de vida marginales el estímulo extra que puede suponer la conexión y el trabajo con netbooks (o la implementación de un modelo pedagógico 1a1) no alcanza. En relación a la apropiación de nuevas tecnologías sí el modelo pedagógico 1a1 puede influir y mucho pero ¿qué hacer con quiénes no se apropiaron aún de la escritura -que son una gran parte de los alumnos de las escuelas públicas-? ¿Debe renunciar la escuela media a lograr que los alumnos obtengan los aprendizajes que se esperaba obtuvieran  en el nivel primario? ¿Qué es necesario modificar del nivel medio para adaptarse a esta necesidad y resolverla?



>Peleándole a la exclusión con pizarrones, netbooks o lo que tengamos a mano


Los nuevos desafíos de la sociedad del conocimiento se suman al presente trazando un entramado imposible de controlar; marea, desconcierta y nos da tantas posibilidades como exigencias. En este contexto las aulas son el territorio de la contradicción: un orden diseñado para objetivos del pasado habitado por las necesidades del presente. Docentes y alumnos cargan con la difícil tarea de encarnar esta contradicción.

Necesitamos un próximo congreso que trabaje sobre la tensión que se plantea cuando asumimos objetivos de deserción cero e inclusión dentro de un sistema cuyas reglas y prácticas son tradicionalmente excluyentes

Dentro de una lógica excluyente, el aula 1a1 corre el riesgo de excluir de la misma manera que el modelo tradicional o incluso aún más, sólo por tratarse de una exigencia diferente. Esta tensión hoy se resuelve (positiva o negativamente) puertas adentro de las escuelas en función de la alquimia que se provoque entre población de alumnos, cuerpo docente y el impulso de la dirección. Es necesario crear estrategias de manera conjunta. Se trata de un problema de difícil solución: rectores compartiendo experiencias, docentes planteando problemáticas y aciertos, alumnos describiendo sus trayectos, podrían ayudar a construir la nueva lógica que necesitamos para que nadie se quede afuera de la educación.

>Inclusión de la boca para adentro


¿Alcanzan las netbooks para derribar barreras, dificultades y/o resistencias por parte de los alumnos? Creer que un nuevo modelo pedagógico como el 1a1 puede lograr resolver problemas que exceden lo educativo  puede derribar al propio modelo (que recién está en construcción y tiene muchas potencias que no deberíamos perdernos). Es muy difícil aprender a leer, sumar, dividir, escribir si se tiene hambre (que es lo que se ve en las escuelas de nivel medio de la ciudad de Buenos Aires, en próxima entrada trataré las vergonzosas viandas de las escuelas de Bs As, ¿es igual en otras ciudades?). Cuando hablamos de inclusión, queramos o no, este sí es un problema de la educación ya que es el sistema educativo el que contiene estas circunstancias.

>No son herramientas, es disrupción

A diferencia de los objetivos que el sistema educativo tuvo en su origen (homogeneizar para crear una nación) Nelson Pretto, docente de la Universidad Federal de Bahia, dijo «no hablar de educación en singular sino de Educaciones«. El modelo pedagógico 1a1 tiene que ver con personalizar la educación, algo que se viene tratando y varios expositores mencionaron: dejar entrar la diversidad al aula. Pretto (como George Siemens y otros) también hizo énfasis en que no se trata de nuevas maneras de hacer lo que hacíamos, o sea, herramientas que agilizan procesos, sino de la creación de nuevos espacios sociales. Para la educación esto es significativo: todos los sistemas educativos del mundo se basan en un espacio social: el aula. Tener un nuevo espacio social definitivamente es disruptivo, propone otras formas de establecer vínculos de aprendizaje.

>Educaciones emancipadoras

Fueron varios los expositores que destacaron la necesidad de empoderamiento docente. Claro que no se trata del poder autoritario del explicador que autoriza a ser el único poseedor del saber, sino poder en serio, ser productores de conocimiento. Es requisito para mejorar la educación que los docentes no sean reproductores de recetas escritas por expertos sino quienes favorezcan con su trabajo la producción de conocimiento propia y de los alumnos. Un primer paso: para que los docentes dejen de reproducir recetas hay que dejar de dárselas, y tal vez, escucharlos.

Cecilia Sagol (coordinadora de contenidos de Educ.ar) aportó formas de lograr ese cambio en el rol docente. Comentó que los contenidos del portal Educ.ar (que en 2012 llegarán a la milagrosa cantidad de 100 mil) «son unidades vivas para reutilización docente«, están allí para que los docentes se apropien de ellos, los remixen, hagan lo que quieran. Con el repositorio -en el que están trabajando- además de tener acceso fácil a todos los contenidos de Educ.ar, Pakaka y Encuentro, con un click en el botón experiencias, los docentes podrán publicar sus trabajos, algo que yo estaba esperando: no sólo bajar sino subir información. ¿Qué más se puede hacer para que quienes tienen la responsabilidad del aula puedan hacer cada vez mejor su trabajo? Con el modelo 1a1 acá tenemos mucho para explorar; poblar el aula, trabajar con equipos de docentes para que el intercambio personalizado sea posible, por ejemplo, es algo que el proyecto 1a1sarmiento puso a prueba y parece ser una buena estrategia.

En esta línea, Marisa Diaz (Directora Nacional de Gestión Educativa) dijo algo que entiendo como buena orientación «Asumimos que los docentes siempre han innovado, Conectar Igualdad se suma a esa práctica propia del docente: crear» y recrear/se. La innovación sucede en espacios de emergencia: el aula es ese espacio por excelencia. Frente a la urgencia diaria de tener que dar respuesta a las diferentes demandas de un grupo de niños o jóvenes, los docentes necesitan ser creativos. Las netbooks y el acceso al trabajo en red que posibilita Conectar Igualdad favorecen esta exigente tarea.

>Solidaridad por amor o por necesidad (no podemos solos)

Nelson Pretto provocó con «La ética hacker para la formación docente«. La ética hacker no es otra cosa que solidaridad. Él describió distintos aspectos de esta solidaridad apoyada en una red abierta y su mirada desde la educación. Dio ejemplos de conocimiento compartido como Science Commons y muchas citas de referentes en el tema. Una de mis preferidas: «nos hacen creer que copiar es robo cuando es encender una vela con otra». Parafraseando: compartir y posibilitar conocimiento, cultura, aprendizajes, es decir, educar, es encender una vela con otra. Celebro este clima de velas encendidas.

>>Conversación en Twitter 1 septiembre:http://www.tweetdoc.org/View/22151/Congreso-Inclusi%C3%B3n-DIgital-Educativa-
>>Conversación en Twitter 2 septiembre: http://www.tweetdoc.org/View/22152/Congreso-Inclusi%C3%B3n-DIgital-Educativa-

Share Button

Memorias en Red, una comunidad de aprendizaje en nacimiento

Hoy lanzamos la inscripción para el curso destinado a la comunidad de aprendizaje de la red de sitios de memoria de América Latina. El curso se llama Memorias en Red y es una invitación a pensar y hacer los derechos humanos y la comunicación en las redes sociales. Con aplicaciones y formas de aprender que necesitan de la colaboración con otros.

La etiqueta de nuestras producciones será ddhhyc, nuestro hash para Twitter #ddhhyc.

El curso es una iniciativa de la ONG Memoria Abierta, en el marco del Taller Regional de la red de sitios de memoria.

Diseñé el curso y participo como facilitadora armando equipo con miembros de Memoria Abierta: Liora Gomel, Ariel Caniza y Javier Borelli.

4 semanas de acción. Será totalmente abierto a nivel contenidos y producciones..Trabajaremos en este blog: memorias.educalab.com.ar

Share Button

Cómo contar lo que no se quiere oír

Hace varios años participé en un proyecto de investigación de la facultad de Ciencias de la Educación UBA liderado por la cátedra Historia de la Educación Argentina y Latinomerica que dirige Pablo Pineau. En el marco del 50 aniversario de la carrera, el proyecto era recoger relatos orales de docentes, quienes crearon la carrera y la atravesaron en sus diferentes períodos. El proyecto se convirtió en libro, y los profesores que coordinaron la investigación y el libro, María Luz Ayuso y Nicolás Arata, me invitaron a presentarlo representado a los estudiantes que participaron. El título que eligieron para el libro me pareció muy inspirador: «La trama común». La carrera de educación -como la educación- es un trabajo de construcción colectiva: al preparar mis palabras para presentar el libro sentí ese hilo que me tironeaba a involucrarme en esa trama de construcción.

Eso me sucede con Internet. Soy parte de la trama. Creo en esa construcción colectiva.

Entonces, cuando me convocaron de Memoria Abierta como panelista para participar del Taller Regional de la red de sitios de memoria de América Latina, supe enseguida qué título tendría mi presentación: «La trama común. Aprendizajes en red en la era digital«.

Al ponerme a trabajar sobre esta presentación descubrí algo que puede parece obvio pero yo no había llegado a entender con tanta claridad: educación y memoria tienen los mismos problemas. Estos problemas se transparentan en la enunciación.

Los sitios de memoria tienen un imperativo que con la educación, en tanto sistema educativo, comparten: la transmisión cultural y el diálogo entre generaciones.

Ahora, ¿cómo decir/contar/enunciar lo que no se quiere escuchar? En los casos de los sitios dedicados a la construcción de conciencia, el centro del relato es la violación de los derechos humanos. Particularmente, en procesos de dictadura. Lo que quieren contar suele ser lo que no queremos oír.

En la educación pasa algo similar. Pareciera que el relato que la educación quiere dar (quiso dar o vino dando) ya no quiere ser escuchado. O, por lo menos, las resistencias a escuchar que tal vez antes estaban contenidas ya no lo están: los alumnos se resisten a ser receptores.

Lo que se está poniendo en juego es que la fórmula de EMISOR>RECEPTOR es una mentira. Nadie es emisor, nadie es receptor. Las personas no somos receptoras. Somos algo mucho más complejo. El paréntesis de Gutenberg, por ejemplo, cuestiona este rol de receptor que los libros de alguna manera perpetuaron.

Pensando en esta problemática que estoy acostumbrada a tratar en la educación desde las nuevas maneras de aprender, en trabajar para que las clases no sean una emisión de contenidos sino diseño de experiencias en las que los alumnos se involucran como participantes y el aprendizaje emerge de la construcción de conocimiento, encontré este vínculo entre educación y memoria.

La memoria, para decirse y contarse, debe incorporar el presente. No se puede emitir la historia. Debe experimentarse. Para que el relato de lo que pasó sea completo (y no fragmentario) debe incorporar a su no-receptor como constructor. El pasado necesita al presente para contarse.

Dejo estas ideas un poco desordenadas.Sigo trabajando y pensando en este sentido. Continuará.

>Acá el video de la ponencia que presenté

Share Button

Modelo 1a1 para docentes: aprendizajes cuerpo a cuerpo entre colegas

Todas las posibilidades de aprendizaje que proponen las netbooks en el aula, para ser realidad, tienen su contra cara de ineludible exigencia: cambian el aula y sus dinámicas, para los docentes es necesario apropiarse de nuevas herramientas y lograr nuevas habilidades.

En el Colegio Sarmiento estamos realizando talleres y reuniones de trabajo con los docentes interesados en aplicar nuevas herramientas: empezamos con blogs, extendimos un poco a Facebook y googledocs. Nos queda mucho por delante, se trata de un aprendizaje continuo.

¿Cómo afrontar el par imposible «exigencia de capacitación» – «escaso tiempo» que todos (no) tenemos? Esta situación es similar en toda escuela, de toda provincia, de todo país, no?

Docente busca docente es una red de tutores voluntarios en la que los docentes podemos pedir ayuda y ofrecerla. Quienes quieran aprender sobre Blogs (u otra herramienta) se anotan dejando sus datos en la columna izquierda, los que puedan ayudar en ese aprendizaje, en la columna derecha. Cuando ambos casilleros están completos, los 2 docentes se ponen en contacto y experimentan una de las potencias más fuertes de las nuevas tecnologías: el aprendizaje colaborativo.

Ese 1a1 que respecto a las netbooks quiere decir una computadora por alumno, respecto a los vínculos de aprendizaje quiere decir cuerpo a cuerpo. Aprender del otro, con el otro, directamente. Las netbooks permiten esta modalidad de personalización del aprendizaje tanto en el aula como de manera virtual: uno puede conseguirse ayuda para aprender cuerpo a cuerpo, a distancia (que se convierte en otra manera de esta cerca).

Conectar la igualdad entre docentes es conectar pares. Por ejemplo, conectar a alguien que quiere aprender una herramienta y su aplicación en educación con alguien que puede tutorear ese aprendizaje.

La manera de escalar esta red es que una vez aprendido algo, nos pasemos a la columna de los que pueden ayudar.

Los invitamos a ir a la wiki de Docente busca Docente y anotarse en la columna que quieran de la herramienta que quieran. Estamos haciendo difusión de este espacio para lograr que docentes de todo el mundo se den una mano.



Nota: las modelos de la foto son docentes cursando la Licenciatura TIC en USAL Santa Fe, foto sacada en clase de Aplicaciones TIC II, Rosario, 2010. 

Share Button