Nov 152013
 

Wikipedia1

Suele decirse que la Wikipedia no tiene información confiable: no sabemos quién la escribe, no hay una editorial que respalde la información, no sabemos quién es el editor… Todo esto es verdad. Ahora, ninguna información es del todo confiable, toda información debería ser chequeada y cuestionada con la misma rigurosidad con que lo hacemos con la que hay en la Wikipedia. Esto es algo muy interesante de la Wikipedia, nos hace pensar en la validez de las fuentes, la pestaña de “discusión” de los artículos es una muy buena manera de ejemplificar esto.

Hoy escribir una artículo en Wikipedia es bastante complejo. Creció tanto y tantos la han usado mal publicando información publicitaria o saboteándola que se han fortalecido los filtros y burocratizado la posibilidad de escritura y edición; cualquiera que haya intentado escribir un artículo en la Wikipedia puede dar fe de esto: es muy probablemente que te lo borren. ¿Quién? Usuarios expertos de Wikipedia y/o Bibliotecarios de Wikipedia.

Además, entender el código de la Wikipedia, manejar su sintáxis, no es cosa sencilla. Se necesita cierto conocimiento.

Sin embargo, la Wikipedia es la enciclopedia más grande de la humanidad, un reservorio magnífico de contenidos de todo -o mucho- de lo que sabemos las personas hoy. Y su construcción es colaborativa. Esto pone de relieve nuevas formas de crear y compartir el conocimiento. Un aspecto muy interesante de la cultura digital.

Por eso, vamos a ponernos Manos a la Wikipedia en una experiencia de aprendizaje colaborativa desde #redeschat en Twitter. La convocatoria es para el sábado 16/11 a las 15hs de Argentina (ver hora local acá).

Para que los que sabemos poco de la Wikipedia, aprendamos un poco sobre cómo se hace, cuáles son los conocimientos necesarios para escribirla y editarla.

Para participar del evento Manos a la Wikipedia es necesario tener un usuario de Twitter y a partir de las 15hs del sábado seguir el hashtag #redeschat en Twitter.

Estamos todos y todas invitados a participar y a su vez invitar a otrxs a sumarse al experimento.

INFO SOBRE EL EVENTO » ACÁ


Actualización 17/11:

»»Registro de consignas del evento
»»Registro de intervenciones del evento (desde 16 al 17 nov)

Share Button
Abr 112012
 

Cuando el 19 de julio de 1994 leí Neuromante subrayé con entusiasmo la palabra “ciberespacio” e imaginé la “matriz”.

Sé que lo leí ese día porque es la fecha que tiene la dedicatoria. Apenas recibí el libro, lo leí hasta terminarlo. Me lo regaló mi amigo Luis Beltrán luego de lograr conseguir -ansioso y desbocado- uno de los pocos ejemplares que aparecían en las librerías porteñas. En Fidonet nos pasábamos el dato: “hay ejemplares”.

Gibson escribió en la página 69 y yo subrayé:
“El ciberespacio. Una alucinación consensual experimentada diariamente por billones de legítimos operadores, en todas las naciones, por niños a quienes se enseña altos conceptos matemáticos…Una representación gráfica de la información abstraída de los bancos de todos los ordenadores del sistema humano. Una complejidad inimaginable. Líneas de luz clasificadas en el no-espacio de la mente, conglomerados y constelaciones de información. Como las luces de una ciudad que se aleja…”

Luego mis subrayados en la novela se dedicaron a las imágenes “Se puso de pie y se estiró como un gato” referido a Molly, o “Armitage sonrió, una sonrisa que significaba tanto como una sacudida en la antena de algún insecto”. Fotos que saco como si se tratara de miembros de mi familia, eso que pasa cuando se está totalmente zambullido en un mundo creado por un escritor y su trama, creyendo a esa realidad absolutamente real y propia.

Leer hoy sobre Google Glasses me lo trajo a la mente: en 1994 subrayé con entusiasmo “Ciberespacio” en Neuromante.

Luis terminó su dedicatoria a mi ejemplar de Neuromante con
*Origin: El hilo de plata POINT.

Termino entonces esta entrada con lo que era mi línea de origen en Fidonet en esos tiempos
*Origin: Barrenando las olas POINT.
18 años después sigo barrenando, solo que ahora el mar existe.

—-
(*)El título de esta entrada toma líneas de la contratapa del libro con las que la editorial Minotauro intentaba vender la novela cyberpunk por excelencia.

Share Button

WP template by Suffusion