Los cuatro tiempos del blog

Hace varios años que en el colegio Las Cumbres estamos desarrollando una metodología de trabajo con los blogs en el aula. Sistematizo algo de esta experiencia así:

En el colegio trabajamos con 3 tipos de blogs en aula:

  • blogs de aula (grupales)
  • blogs de docentes y alumnos (individuales)
  • blogs de equipos (grupales, por ej: deportes)

Para analizar y pensar los usos de los blogs en clase, creamos una categorización que muestra el momento en que se usa el blog. Para referirnos a estos usos del blog decimos «el blog como…»:

  • clase anticipada
  • clase en retrospectiva
  • clase en acción

y el tiempo infinito del blog que es común a todos sus usos:

  • archivo pedagógico
imag realizada por Mariana Massigoge

imag realizada por Mariana Massigoge

El tiempo o momento en que el blog se usa en relación a la clase dice mucho del tipo de actividad que se realiza con él, sugiere formas de intervención docente y, también, posibilita determinadas participaciones y producciones de alumnos.

 

  • Anticipación
  • El blog como «clase anticipada». Un docente anticipa su clase publicando la actividad que quiere hacer antes que suceda. Puede avisar sobre esta publicación a alumnos si quiere que estos preparen o traigan algo, o puede usar esa publicación en clase para no perder tiempo explicando la actividad o copiando en el pizarrón: esta anticipación permite que el docente esté libre para otras intervenciones durante la clase como así también da mayor autonomía a los alumnos, respetando el tiempo de cada uno.

     

  • Volver 
  • El blog como «clase en retrospectiva» ¿Qué hicimos hoy? El chequeo del final del día que un docente de primaria realiza para repasar y evaluar el proceso de los alumnos puede ser una publicación en el blog. Esta entrada puede escribirse de manera colectiva en clase, asignarse autores rotativos, etc. Contar con este tipo de entradas facilita el repaso de los alumnos en casa, cuando están haciendo tareas; permite a los alumnos que faltaron saber qué se hizo; genera un registro del proceso que puede ser retomado en próximas clases o actividades; es una evaluación permanente: en base a lo que los alumnos pueden decir de lo realizado, el docente recalcula planificaciones.   El tipo de comentarios que se puede solicitar por parte de los alumnos es: completar con lo que falte, hacer preguntas sobre lo que no quedó claro, dar una impresión sobre el trabajo del día, etc.

    En nivel inicial este es el uso más común: contar lo realizado.  Los destinatarios suelen ser los padres, se les cuenta lo que hacen sus hijos. Es recomendable tomar este tipo de entradas para ir hacia el «blog en acción»: escribir de manera colectiva – con el uso de la mano secretaria de docente o alguien que sepa escribir- las entradas con los chicos o leer en voz alta al grupo una entrada que comente lo realizado en el día.

    En los blogs de alumnos y profesores de secundaria, este uso es común, permite generar un archivo de lo hecho en clase a modo de carpeta compartida que les sirve para estudiar, repasar y prepararse para evaluaciones. Un uso general es compartir lo hecho en clase con presentaciones de diapositivas y notas realizadas con la pizarra digital.

     

  • Estar
  • El «blog en acción».Cuando el blog se usa en clase, de la misma manera que el lápiz, la carpeta, el libro, el pizarrón…es cuando suceden los descubrimientos. Los docentes que incorporan la compu abierta (u otro dispositivo) con el blog disponible generan dinámicas de trabajo que modifican la práctica: el blog como fuente, como canal de comunicación, como borrador, como pizarra, como prueba y error, como conversación en la que todos tienen voz y todos son escuchados, como glosario, como aficha de preguntas, como toma de notas, etc.

    Lo más intersante: las prácticas del «blog en acción» son colaborativas (para todos y realizadas por varios o más de uno). Se dan en auténticas aulas-red.

      

  • Memoria

  • El blog como «archivo pedagógico». El hecho de generar un registro de los procesos de enseñanza y aprendizaje en el blog nos permite crear un tesoro que llamamos «archivo pedagógico». Se trata de la biografía pedagógica de un grupo, de cada alumno, de cada docente.  Este archivo deja disponible un riquísimo material para docentes y alumnos. Los docentes año a año tienen sistematizadas sus actividades (para copiarlas, reverlas, modificarlas, volverlas a pensar y utilizar). El archivo es un registro al que los docente pueden recurrir al pensar sus clases: ese mismo contenido que quieren dar en su clase fue trabajado antes por los alumnos con otro docente o en otro año, recuperar saberes previos a partir de lo que los propios alumnos han realizado tiene un valor extra. Esta práctica está muy poco experimentada, deberíamos explorar sus posibilidades a fondo: ¿cómo serían las clases y los aprendizajes si los alumnos pudieran usar de fuente sus propias producciones de contenidos, retormarlas, ampliarlas, crear nuevas versiones? 

     

    ¡Por fin escribí esta entrada! 🙂
    Vamos acopiando, en camino hacia el libro sobre una «didáctica de aula-red».

    Share Button

    Charla asincrónica con Badiou

    fuente: http://fiestoforo.blogspot.com.ar/2012/05/comunismo-digital.html

    fuente: http://fiestoforo.blogspot.com.ar/2012/05/comunismo-digital.html

    En la nota publicada en Página/12 a Alain Badiou del 6 de noviembre de 2010 (hoy la compartió Pablo Pineau en Facebook), Badiou ofrece una mirada pesimista respecto a la tecnología, algo común a otros grandes pensadores (Chomsky también lo hace).

    Entro en alerta cada vez que leo este tipo de perspectivas de pensadores tan interesantes: me incomodan y sospecho. ¿Puede deberse su mirada pesimista a algo tan burdo como un límite de comprensión causado por un gap generacional? ¿El gap podría explicar el tipo de uso que hacen de la tecnología, distinto al que hacen los más jóvenes y, por lo tanto, limitar su comprensión del fenómeno? Pero quién soy yo para decir que Chomsky o Badiou no comprenden. Aún así: ¿por qué hacen una interpretación cerrada y simplista de la tecnología (digital)?

    Como dice Badiou, gracias a esta tecnología yo puedo opinar sobre sus ideas y creer que mi opinión (expuesta en esta entrada impúdicamente, en un blog que me permite publicar lo que quiera) vale tanto como la suya. Claro que no, mi opinión no vale tanto como la suya (no somos iguales); pero el hecho de publicar mi opinión me permite quizás una conversación abierta con algunos o tal vez ni unx, al menos conmigo: esto es algo propio de la cultura de hoy, pienso en voz alta y de manera abierta en mi blog. No me iguala, me pone en con-tacto.

    Si en vez de hablar en términos de igualdad/desigualdad hablamos en términos de cultura a lo Gramsci, al apropiarme de la tecnología digital (no cayendo en una vaga «ilusión tecnológica») puedo pelearla: soy una granito de arena más que conforma el puñado de personas que hacen redes en las que, por ejemplo, nos oponemos a la mercantilizacion de la idea de compartir (copyright).

    «El pensamiento tecnológico contaminó el pensamiento humano» dice Badiou, ¿y qué no es humano de lo tecnológico?, pregunto.

    Frente a miradas pesimistas que explican la realidad en términos de batallas perdidas me falta el aire y mi reacción es pedirle ayuda a la historia: el lápiz como tecnología implicó una ilusión de igualdad? La alfabetización en lectoescritura es una ilusión de igualdad? Sí, el mundo sigue siendo desigual después del lápiz, después de la imprenta y en plena democracia (el conflicto en Siria es perfecto ejemplo). En democracia el mundo sigue siendo un espacio desigual y brutal, en él el lápiz, la alfabetización e internet pueden ser utilizados para manipular, mercantilizar y desanimar (quitar el alma).

    Sin embargo, sigo creyendo que es posible apropiarse de la tecnología para otra cosa. En otros encuentro aliento y eso es gracias al lápiz/teclado, la lectura/escritura y las redes que permite la tecnología digital. Acaso no estamos desmercantilizando los intercambios al regalarnos/prestarnos/ofrecernos las ideas en abierto en las redes? ¿Qué significa si no que se esté cuestionando la ley del derecho de autor por las prácticas que suceden en las redes?

    Badiou: Tenemos las redes (con sus propietarios y todo) ¿Hay una única manera de lograr la «idea» del «comunismo»? ¿No podemos reinventarlo como al amor?

    «El individuo se vuelve creador cuando acepta dejar de ser soberano»

    También lo creo. Hablemos entonces en términos de «creadores» para salir de la dicotomía igualdad/desigualdad. ¿Qué puede favorecer creaciones en vez de soberanías?

    Share Button

    Próxima jornada pedagógica: el blog como herramienta de aprendizaje

    Este año tenemos muchas jornadas pedagógicas que pensar y hacer en las escuelas de Argentina. Estoy ahora trabajando sobre la de la semana que viene que tenemos en el Colegio Las Cumbres, me toca la parte de reflexionar sobre lo que hemos aprendido hasta ahora en el uso pedagógico de los blogs de alumnos, en particular en AC2013 (proyecto de 1° año 2013), para tener una base de lo que debemos lograr en otros cursos, con otros docentes.

    Para encontrar esas pautas, reviso lo realizado en blogs a lo largo de este año (que a su vez suma lo aprendido en años anteriores con los blogs de aula). Los problemas, lo que nos salió mal nos da mucha información.

    Y me sirve para pensar estas prácticas pedagógicas con el blog como herramienta de aprendizaje, una entrada de Alvar Maciel sobre el lanzamiento del estándar de alfabetización web abierto de Mozilla, que se plantea «hilos de trabajo» para pensar competencias y habilidades que nos permitan pensar en un curriculum espiralado que conecte a los estudiantes con el aprendizaje y la creación.

    Lanzamiento BETA del Estándar de Alfabetización Web #WebLitStd | Acerca de la Educación

    Share Button

    Inventamos o erramos

    La facultad de Filosofía y Letras (UBA) de Argentina está repleta de carteles con la cita «inventamos o erramos» de Simón Rodriguez, maestro del otro Simón celebre de América Latina (Simón Bolivar) y ambicioso y libre pedagogo que en tiempos de independencia sabía que era necesario no copiar un sistema educativo de Europa en la región sino crear uno propio. Lamentablemente, su postura no fue la que ganó.

    Chile hoy – imag compartida por Mariano Zamora en Facebook

    Cuando participo del MOOC Change11, vivo una tensión como esta de la que habla Rodriguez. Siempre participar de cursos de otros países me abre la cabeza, me estimula, aprendo mucho, pero en este último estoy sintiendo fuertemente que si bien los temas que se tratan o cómo se tratan podrían ser interesantes, no hay lugar para lo que para mí es más fundamental hoy  >>Leer en el original

    Share Button

    Aprendizaje colectivo y abierto: ¿Discurso educativamente correcto o realidad?

    imag: http://madrid.cnt.es/

    La semana pasada tratamos el aprendizaje colectivo en Change11 y como buen ejemplo del tema hoy arrancó el curso sobre inteligencia artificial de Stanford.

    Me anoté como lurker -con algo de fe- en el curso de Stanford, en especial para explorar el formato y sumarme como conejito de indias a la experiencia: el objetivo de AIClass es comprobar si con un curso abierto en línea se puede aprender lo mismo que con el mismo curso presencial, tradicional, en Stanford.
    Es decir, si se logran los mismos resultados, cuantificables por evaluaciones.

    Preguntas que me hago respecto a la universidad como institución (más allá de los profesores del curso de AI): ¿quieren realmente probar que se logran los mismos aprendizajes con un curso abierto-masivo-en red o no? Porque si se comprueba que sí, quedaría demostrado que la estructura misma de la universidad debe modificarse, al menos, abrirse. Si la certificación de Stanford puede obtenerse sin asistir de manera presencial a Stanford, podría distribuirse el saber y los certificados de manera masiva (¿gratutita?), el mercado educativo sufriría un interesante shock. Muchos nuevos caminos se presentan (ya los venimos viendo y experimentando, pero que yo sepa esta es la primera experiencia abierta que ofrece una certificación, o sea, evaluar).

    Creo que tener como objetivo el que se plantean puede ser tramposo: que se logren los mismos resultados modificando el vínculo pedagógico es poco probable, y no sé si debería ser deseable. Lo interesante es observar los aprendizajes que emergen, las prácticas que brotan, lo que 160.000 inscriptos en un curso en línea son capaces de hacer con la red que se traza y la autonomía que se ofrece brindando determinados insumos. Al revés de la famosa frase de Einstein, esperan los mismos resultados haciendo algo diferente. Más bien lograr nuevos resultados, los no previstos, podría ser un paso interesante para la investigación y el aprendizaje, incluso para quienes quieran desarrollar planemiento educativo con métodos «científicos». Leer el twitter de @aiclass da una mirada sobre el efecto del primer día de clases del curso: gente impactada y experimentando/creando un fuerte cambio, gratitud.

    Esta semana 5 de Change11 nuevamente ofrece un buen marco para estas inquietudes. Nos convocan a  reflexionar sobre el impacto en la práctica de la educación abierta.

    El especialista de la semana, David Wiley, resume su contribución al campo con «I would like to invite students to reflect on the practical impact on people they would like to their educational technology / educational research work to have. What kind of change do they want to see in the world? What will they have to do, personally, to create that change?»  

    «Me gustaría invitar a los estudiantes a reflexionar sobre la repercusión práctica que les gustaría ver en la gente respecto de su trabajo e investigación acerca de tecnología/educación. ¿Qué tipo de cambio es lo que quieren ver en el mundo? ¿Qué tienen que hacer, personalmente, para crear ese cambio? «

    El cambio que yo quiero ver es una modificación en las relaciones de saber/poder. Y junto con esto, todos los otros cambios que pueden desatarse que también quiero en la educación y en el mundo. En particular uno: frente al concepto de individuo «individualista», yo prefiero el de personas interconectadas integrando redes, comunidades de práctica y aprendizaje. Sobre lo que tengo que hacer para lograrlo, algo estoy haciendo, mucho estoy tratando de entender, ya que comprende una gran complejidad. Para empezar, me estoy haciendo cargo de ese deseo. 
         

    —-

    Esta es la descripción sobre le formato y modalidad de participación en AIClass. Este el canal en youtube, acá las consignas de trabajo semanales (con voluntarios se está subtitulando el material del curso a muchos idiomas).

    Edgar Altamirano, también participante del Change11 y con quien compartimos el grupo Change11Es en facebook, creó un grupo para intercambiar en español, como comunidad de apoyo para AIClass. Él mismo es profesor de AI así que allí podemos tener un gran apoyo. Quienes quieran sumarse es https://www.facebook.com/groups/IAStanford/.

    Share Button