Comisión Concordia – Aplicaciones TIC II – USAL 2012/2013

Thumb Title

30/03/2013 by luzpearson
Filed as: Alumnos, evaluación, hojas de ruta (clases)

06/11/2012 by luzpearson
Filed as: hojas de ruta (clases), sin categorizar

27/10/2012 by luzpearson
Filed as: hojas de ruta (clases), sin categorizar

13/10/2012 by luzpearson
Filed as: hojas de ruta (clases)
Share Button

Comisión San Miguel 2012 – Nuevas Tecnologías – USAL

Share Button

¿Por qué habito la red?

Estoy atravesando TRAL (una práctica educativa abierta que llamamos «tejiendo redes de aprendizaje en línea»). Hace unas semanas fueron las jornadas IBERTIC en la que Diego Leal mencionó 4 desafíos, uno que en particular me tocó, pasar de las posibilidades a la realidad. Comprendí que hablaba de una vieja tensión: teoría/práctica, y me movilizó. Ese mismo viernes llevamos la posibilidad del tejido de redes humanas a una nueva realidad, intentamos hibridar la realidad presencial con la realidad en línea, uniendo ambas en algo nuevo (link a la grabación de la sesión híbrida).

foto de Paola Dellepiane

foto de Paola Dellepiane

Esto, más la charla posterior a la sesión híbrida con Machi Alonso, Paola Dellepiane y Diego Leal, en la que Diego cuenta sus inquietudes respecto a qué es lo que estamos haciendo al llevar la vida a la red (más o menos eso), se suma todo a otras preguntas que me vengo haciendo respecto a la comunicación y a la educación, y supongo también que porque estoy creciendo, acercándome a los 40, entre otras cosas, tengo muchas preguntas. Para contestarme, me pongo a escribir, siempre que me pierdo escribo para encontrarme.

Empiezo entonces yendo al pasado, cómo llegué yo a las redes.


Habitar la red de Fidonet

Tenía 18 años, me había ido a vivir sola, trabajando mucho para pagar a gatas el alquiler de un pequeño departamento en un barrio nuevo, lejos de donde nací, cruzando avenidas que nunca cruzaba. Quería ampliar mi horizonte que creía demasiado cercano. En un poste del nuevo barrio, veo un pegado un cartel que decía que se buscaban redactores para una revista barrial, yo trabajaba de redactora así que me pareció bueno sumarme, quería echar raíces en el nuevo lugar. Así conocí a quien lideraba el equipo de la revista barrial que comenzaba a gestarse, Luis Beltrán. Nos hicimos grandes amigos. Él me inició en Fidonet. Me instaló los programas que se necesitaban para conectase, me enseñó a usarlos y me presentó Carreteras del Viento, un BBS en el que compartíamos escrituras y lecturas. Así comencé a habitar las redes, para compartir, leer y escribir literatura. Mi mundo se ampliaba más allá de mis vínculos cercanos. Conocí nueva gente, me encontré con quienes compartían mis ganas de escribir, expresar y leer otras voces. Teníamos reuniones presenciales, la primera, recuerdo, fue en el Bar La Paz de la Av. Corrientes. Yo no sabía donde quedaba el Bar La Paz y Federico Joselevich, quien coordinaba el BBS Carreteras del Viento, me preguntó «¿vos vivías en un dulce de leche?». Sí, pensé, con un poco de vergüenza. Carreteras del Viento me puso en ruta, con viento en la cara. Desde ese bello lugar en la red llegué a otro proyecto en red: Leve Retina, una publicación de soporte informático dedicada a la ficción y la poesía. Participé en algunos de los números de la revista con mis primeros escritos, fragmentos a los que yo llamaba «algos», por no animarme a ponerles otro nombre. Así, los mantenía en el terreno de las posibilidades.

Mudanza a Internet a la fuerza
Cuando llegó Internet, ese mundo nocturno de comunicación asincrónica (Fidonet era un espacio con lógica de email, uno se conectaba, súbía y bajaba «mensajes», se desconectaba y los leía) empezó a desaparecer. Me encantaba el sonido de mi módem cuando se conectaba a la súper velocidad de 14.400 bits por segundo. Leía los mensajes en la pantalla negra de letras blancas del DOS, y a muchos mensajes/textos los imprimía para atesorarlos; otro sonido que me encantaba: la LX810 yendo y viniendo para ir dejando aparecer los renglones de esos mensajes en el papel, o mis escritos.
Mi primera experiencia de Internet, algo que no entendía bien qué era, fue un email. Casi no recuerdo para qué lo usaba, mi sensación de esa primera Internet es que no había nadie, era mejor Fido. Paulatinamente fui teniendo otros emails, principalmente los usaba para trabajo. Y me fui metiendo en espacios de chats, foros. Usaba Windows y empecé a apreciar la bandeja de entrada del Outlook Express. Menos ruidos, un espacio en red más grande pero muy poco tangible, menos habitado del modo que se habitaba en Fidonet.

Habitar los blogs
Pego un salto en el tiempo porque hay cosas que no me acuerdo (y no pasó mucho interesante a nivel producción en Internet antes del 2000, al menos no en mi vida) y llego a los blogs. De nuevo es Luis Beltrán quien me abre la puerta: yo escribía la columna de ficción diaria «Piti Tapia» para el portal Starmedia (ya no quedan rastros de eso en la web). Luis me insiste: eso que vos hacés es un blog, tenés que hacer blogs. Él tenía su blog, allí comentaba cosas que veía en internet, escribía opiniones, distribuía información sobre tecnología, un buen blog nerd que me encantaba leer. Con Luis en el 2000 iniciamos un proyecto Tomatewebs. Creábamos sitios web. Comenzamos programándolos en HTML para terminar años después, pasado el descubrimiento del CSS, a armar sitios basados en plataforma de blogs, el querido WordPress. Finalmente en 2003 comencé a bloguear, retomando un poco el espíritu de mi propia escritura, esos «algos» que compartía en Carreteras del Viento. Ahí comencé a sentir de nuevo lo que era habitar la red. Se creaban redes entre blogueros, nos leíamos y comentábamos. Me hice amigos que hoy siguen siéndolos. En esa época estaba muy dedicada a la dramaturgia, escribía en blogs y en todas partes.


Habitar redes de aprendizaje

En paralelo al descubrimiento de esta nueva manera de habitar la red que se daba desde los blogs, primero desde la comunicación y después desde los proyectos de clase de una escuela, comencé a unir la tecnología del aprendizaje en red (ni por asomo podría haberlo dicho o pensado así) con la educación. Desde antes del 2000, yo trabajaba como encargada de comunicación en el colegio Las Cumbres, y un poco por lo caro que resultaba imprimir y otro poco por la potencia que junto con Luis pensábamos tenía la red para la comunicación y la educación, fuimos llevando al colegio a comunicarse totalmente en línea, con la comunidad del colegio, las familias, y también el mundo. [todavía nos gustaba el flash :)]

Comencé teniendo reuniones con los docentes para que me contaran sus proyectos y actividades de clase para así poder publicarlos en la web del colegio. Estas reuniones fueron mis primeras clases de pedagogía. Las escuchaba y tomaba nota a mano. Ellas me decían qué habían hecho en clase, yo les preguntaba los fundamentos, los por qué, los para qué, qué habían descubierto, qué podrían cambiar (básicamente, las mismas preguntas que me hago ahora sobre todo lo que sucede en el aula) y armaba una nueva página en la web «mostrando» o más bien «compartiendo» lo que ocurría puertas adentro. Mi justificativo interno y lo que decía para fundamentar estas publicaciones era más bien desde el aprendizaje por proyectos. Si en clase se logran producciones, esas producciones son algo para compartir. A veces, la misma publicación terminaba constituyendo el producto final. Costó salir de esta lógica de «mostrar» para llegar a donde estamos hoy que es trabajar en la red puros procesos de aprendizaje. Al poner al colegio en línea, comencé a descubrir que además de mostrar lo que se hacía, podía directamente hacerse en línea. Algo como la extensión del aula y del colegio, pero todavía no podía enunciarlo así.

Recién cuando en 2009 participé del curso masivo abierto en línea (MOOC) CCK09 encontré una manera de empezar a entender eso que paso a paso fue ocurriendo en las experiencias de Las Cumbres. Habitar la red para aprender. Otra manera de construir conocimiento, visibilizando y transparentando procesos, la transparencia como método para modelar cómo aprendo, por lo tanto, enseñar. Lo aprendido y las preguntas que me surgieron de esa experiencia, rápidamente las puse en práctica diseñado una práctica educativa abierta en español sobre conectivismo, TIOD10 «taller de investigación online docente«. En 2010, empecé en la cátedra de Aplicaciones TIC II de la USAL, en Rosario. Buscando formas de ofrece una práctica de aprendizaje en red a mis alumnos, nos encontramos en Twitter con Pablo Bongiovanni, teníamos las mismas inquietudes: empezamos juntos #redeschat.

Del aprendizaje en red al aula-red

En los útlimos años varias experiencias de aprendizaje en prácticas educativas abiertas, y la lectura de experiencias de quienes como Diego Leal comparten sus trabajos y cómo los hicieron, fui encontrando una manera de pensar las redes y la educación. Primero empecé pensando el aprendizaje en red, y llevé esas ideas a la práctica, posibilidades hechas realidades, esto me llevó a sumarme al proyecto de cátedra Datos con Piscitelli y ser parte del proyecto 1a1 Sarmiento en el Colegio Nº2 de la ciudad de Buenos Aires durante 2010. El choque con la realidad es fuerte, y necesario. Estas experiencias resignificaron mucho qué era aprender en red y qué sentido tenía hacerlo. En el 1a1 Sarmiento se intentó la convergencia entre la cultura digital y la escolar. Al menos eso me interesaba a mí lograr. En el Colegio Las Cumbres, en paralelo, fuimos trabajando con blogs de aula, blogs de docentes, entornos de aprendizaje (los PLE que había descubierto en CCK09), y más. Mis clases en el seminario Aplicaciones TIC II de la USAL fueron y son un laboratorio constante de prueba de estas ideas. De una posibilidad a una realidad y de allí de nuevo a nuevas posibilidades y realidades.

De tanto aprender en red, llegué a pensar más la enseñanza en red.

Me interesan las posibilidades que el aprendizaje en red puede tener en la realidad del aula. Escribí dos artículos sobre esto:
«El aprendizaje en red como entramado pedagógico y social. Una perspectiva para la formación docente» para el Congreso CIAMTE 2012 y «Del aprendizaje en red al aula-red. En busca de nuevos sentidos para el aula» para un libro que edita Juliana Raffaghelli (el segundo aún no está publicado).

Ahora estamos cerrando esta edición de TRAL 2013, donde las redes de aprendizaje que se tejieron son de América Latina. Y desde ExplorArtic estamos proyectando la etapa posterior: la investigación sobre esto que hicimos.

La tecnología que posibilita todo esto es la misma que posibilitó la impresión de la biblia masivamente en el siglo XV: es tecnología creada por humanos que, si se quiere, permite abrir el juego, democratizar la vida. O no.
Cuando me cuestiono trabajar abriendo el aula, conectando alumnos de acá con los de allá, pensando nuevas formas de aprendizaje para las instituciones educativas para que sumen prácticas de construcción de conocimiento en red, a veces temo; porque esto mismo que estoy haciendo puede servir tanto para la riqueza que experimentamos como también para lo contrario: para borrar diferencias, para masificar, para empobrecer, para embrutecer.

¿Entonces? Lo mismo puede decirse de la escuela. Y de casi de todo: la significación que tiene lo que hacemos se va definiendo en su carnadura, su práctica. En un seminario sobre Praxis Educativas en América Latina que estoy cursando en Cs. de la Educación (lo dirige Daniel Suárez) el martes pasado me fui con una bella pregunta que me parece puede abrirme un caminito nuevo para la investigación que estoy queriendo empezar a imaginar: ¿de qué manera puede la tecnología digital ser un poder para más democracia? ¿Puede?

Y, si leo más arriba, mis «por qué» habitar la red desde un principio, todo empezó con una pregunta parecida.

Share Button

Aporte para pensar la evaluacion en #TRAL

En TRAL privilegiamos que existan diversas modalidades de participación: los participantes pueden integrar una institución y tener un facilitador o participar en abierto (sin facilitación institucional).
Considerando a la evaluación como una instancia más del proceso de aprendizaje, esta es necesaria como producción final del curso para todos los participantes.

¿Cómo debe ser la evaluación contemplando las diversas modalidades de participación y el alto grado de autonomía que se propicia en quienes participan del curso? ¿Cómo administrar una evaluación que abarque la propia reflexión sobre el aprendizaje (autoevaluación), la devolución del experto (evaluación por parte del docente) y la valoración de los aportes realizados a la red (evaluación entre pares)?

Estas son preguntas que nos estamos haciendo y sobre las que estamos discutiendo quienes impulsamos TRAL junto a los facilitadores locales de cada país.

Aporto a esta discusión mi experiencia al respecto, cuando propongo distintos modos de evaluación a mis alumnos. Estas propuestas se fueron modificando con el tiempo, en función de mejoras que fui realizando según los resultados obtenidos y teniendo en cuenta las características de cada grupo.

Antes de pasar al detalle y análisis de distintas formas de evaluación practicadas en clase presencial y mixta (presencial y en línea), vale aclarar lo siguiente: para que la evaluación pueda ser modificada en el sentido de ser un proceso de aprendizaje más que permite medir un standard, es crucial la explicitación por parte del docente de los objetivos del curso y, en cursos abiertos: la explicitación del diseño del curso. En base a esta transparencia, la evaluación deja de ser una instancia misteriosa que se hace al final, y mejor: no es de ninguna manera una trampa. El resultado de la evaluación es más bien de algo que uno ya conoce: durante el proceso uno puede ir sabiendo cómo le está yendo, si los objetivos del curso son explícitos, no es necesario develar un misterio al final.

AUTOEVALUACIÓN

1. Asignarse el valor según una rúbrica propuesta por el docente
Comencé el camino de la autoevaluación proponiendo a los alumnos una rúbrica de autoevaluación en l aque debían tildar el valor que se asignaban para distintos conceptos. Cada concepto estaba detallado. Contrariamente a lo que en general se dice de las autoevaluaciones, los alumnos no sólo no se asignaron mayores valores de los que les correspondía en relación a su trabajo sino que incluso fueron más exigentes consigo mismos de lo que yo hubiera sido.

Este tipo de autoevaluaciones las he realizado con el servicio de encuestas encuestafacil.com y no con google doc porque en ese entonces (2010 aprox) había problemas de incompatibilidades con google doc y algunos navegadores. Hoy hay mayor compatibilidad, o menos gente usa explorer 🙂

2. Autorrúbrica
Cuando lo que se tiene que evaluar es un proceso de aprendizaje (propio de cada persona) o un producto común a todos para el cual cada uno asumió un rol diferente, es muy interesante proponer que los alumnos desarrollen su propia rúbrica de evaluación. La consigna para este trabajo sería entonces «De qué manera puede evaluarse mejor el trabajo que he realizado».
Esta autorrúbrica puede tomar como base una rúbrica entregada con criterios generales a contemplar.

Para llevar adelante esta propuesta pedí a los alumnos que publiquen una entrada de su blog con un detalle de tareas realizadas durante el curso y una rúbrica para evaluar su desempeño. Esta entrada puede ser comentada por el docente o facilitador a cargo. Si fuera necesario, se puede solicitar alguna mejora. Incluso: se puede hacer una corrección colaborativa, asignando a cada participante un colega para leer su rúbrica y hacerle una devolución teniendo en mente, por ejemplo, la siguiente consigna «cómo puede mejorar esta rúbrica para sacarse un 10». Para dar seguimiento de etas entradas, les pido que coloque en la fila de su nombre, en la columna correspondiente a «autoevaluación» (de una hoja de calculo abierta para ser editada públicanmente) el link a dicha entrada.

En el caso de la participación en abierto, esta propuesta de autorrúbrica no sería observada por un facilitador pero sí se puede pautar como actividad del curso la lectura de entradas de otros participantes y el comentario de las mismas, teniendo siempre en mente el «vale copiarse»: tomar como base la mejor de las rúbricas realizadas por los participantes es una buena estrategia. Discutir respecto a la confección de la rúbrica, en especial cuando la temática que trata un curso es pedagógica, es sumamente enriquecedor: se explicitan los procesos de aprendizaje.

EVALUACIÓN ENTRE PARES

1. Valorar la calidad de los trabajos finales según criterios brindados por docente (sirve para cuando todos realizan un mismo trabajo final)

En un documento están los nombres de todos los participantes y al lado el link a su trabajo final. En la 3º columna, cada alumno debe valorar el trabajo de sus compañeros según valores otorgados, por ejemplo: 5 puntos «Excelente trabajo. La propuesta es original y está muy bien plasmado el objetivo del trabajo en su realización», 4 puntos «Muy buen trabajo. El desarrollo cumple con lo solicitado», 3 puntos…

He encontrado muchas resistencias por parte de los alumnos a hacer este tipo de evaluación. Los argumentos son, en síntesis, que se sienten traidores. Incluso me han dicho que ese no es el trabajo del alumno, sino del docente. No alcanzaron mis argumentos en favor de entender la evaluación como una devolución. Dejé de usar este tipo de evaluación. Creo que se puede mejorar el dispositivo para evaluar entre pares un trabajo final, cuando todos deben trabajar sobre lo mismo.

2. Valoración de los aportes que cada integrante dio al grupo o red (más apto para cuando el producto final de cada uno es diferente).

Esto se puede hacer -en vez de con puntaje- en forma de agradecimiento: la consigna para que se valoren entre pares es «a quién le querés decir muchas gracias». Si esto se realiza con un formulario de Google (en donde se colocan todos los nombres de los participantes y, si son muchos, también una referencia como link al blog para ayudar a identificarse), automáticamente se genera un documento de hoja de cálculo que arroja en forma de tablas o imagen de torta la cantidad de veces que fue elegida una persona para agradecerle. Se puede configurar el formulario para que se puedan tildar muchas personas para decir muchas gracias (recomendado) o solo una.

EVALUACIÓN DEL DOCENTE/EXPERTO

En el afán de seguir demasiado el camino de la autoevaluacion, cometí el error de borrar un poco la figura de docente en la instancia de evaluación. Mi argumento a favor de hacerlo era que yo estaba en el diseño del dispositivo de evaluación, pero para los alumnos esto no era suficiente, y me reclamaron. Creo que tenían razón. En sus argumentos en contra a una autoevaluación de poco porcentaje de nota otorgada por el docente, se sentía muy fuerte la falta de la palmada en el hombro que el docente da con la nota, como también la falta de una devolucióne estandarizada. Corregí esta falencia al administrar una autoevaluación, dando igual porcentaje de nota a la autoevaluación que a la evaluación del docente.

EVALUACIÓN DE LA LABOR DOCENTE
Como última prueba de modificación de la evaluación, comencé a establecer que los alumnos deben valorar la labor docente, con la misma escala que se valora su trabajo, por ej: del 1 al 10. Y se cumplen los mismos reglamentos que para el alumno: con menos de 4 no se aprueba. La norma de esta evaluación es que si la labor docente no llega a 4, todos los alumnos promocionan directamente la materia. Para valorar la labor docente, se les pregunta a los alumnos lo siguiente: «¿En qué medida la propuesta del docente favoreción tu proceso de aprendizaje?» Pueden elegir distintas opciones: mucho, poco, nada, por ej. De esta manera, el docente asume responsabilidad por el fracaso de sus alumnos.

Pensando en un curso abierto, sería válido pensar un ítem de la evaluación que contemple el diseño del curso, su planificación, la facilitación (en el caso de aquellos que tienen facilitadores), etc. De esta manera, se pueden analizar los propios resultados en función de la propuesta del curso. Además este tipo de información sirve para reflexionar y mejorar en el diseño de próximos cursos como también para reflexionar sobre la propia participación como aprendiz.

Share Button

Proyectos 2013

cropped-cropped-Imagen-wp-con-fondo2ddd

1) Los alumnos del ciclo de Licenciatura TIC de la USAL de Concordia, Entre Ríos, organizan para mitad de año el primer Congreso sobre Experiencias Educativas con TIC para la región. Este congreso no sólo significa que los docentes se hacen cargo de su importante lugar y su colaboración en la construcción de conocimientos desde su práctica educativa, sino también, una interesante forma de evaluación: como trabajo final del ciclo de licenciatura TIC los alumnos eligieron hacer esto. Pronto, exhaustiva información al respecto.

ac2013-wasabi
2) En el colegio Las Cumbres lanzamos el proyecto Aula Conectada 2013: se trata de un aula equipada desde el hard (espacio, objetos) y el soft (humanos) para enseñar/aprender en red. El equipo TIC TAC del colegio dará seguimiento a un grupo de docentes que se viene preparando. Los alumnos esperando el comienzo de clases con ansiedad. En pocas semanas largamos. Ahora, Mariana Massigoge -que diseñó el espacio del aula- pintando franjas de verde wasabi.

TRAL2013-Logo
3) Desde la red #ExplorArtic surge para este año un curso abierto en línea #TRAL Tejiendo Redes de Aprendizaje en Línea (blog en construcción), al que convocamos desde universidades de Latinoamerica como también arbiertamente. Por ahora, son de la partida la Univesidad del Valle (Colombia), Universidad del Valle (Colombia), ITESO (México), UIA Torreón (México)…y sumando (ojalá logremos incorporar a universidades argentinas). Inscripción abierta

1359124925
4) Se viene la segunda edición del Congreso que impulsamos desde RITUAL y la UNAM: CIAMTE, aprendizaje mediado por tecnología.

5) Y #CIENTIFICOM, un proyecto de difusión de las ciencias de CONICET. Encarando construcción.

redeschat
6) Y tercer año de #Redeschat. Continua la exploración del aprendizaje en red en Twitter.


¡A GA RRA TE!

Share Button

Pearson, Luz (2012) “El aprendizaje en red como entramado pedagógico y social. Una perspectiva para la formación docente” en Aprendizaje y mediación pedagógica con tecnología digital. Autores varios.

Mi artículo en este libro «“El aprendizaje en red como entramado pedagógico y social. Una perspectiva para la formación docente”

Descargar libro

Share Button

Cierre del Seminario Aplicaciones TIC II en directo

Para el proyecto final del seminario, los alumnos de José C Paz debían unir distintos aspectos trabajados en clase y crear algo nuevo con ellos.

Los elementos a unir eran:
-herramientas TIC elegidas, aquellas que no conocían y querían aprender
-un contenido de su materia que como docentes les costaba dar en clase (por el motivo que fuera)
-los principios del aprendizaje en red trabajados AIDA (autonomía, interacción, diversidad y apertura)

Lo nuevo a crear:
Un proyecto de clase que fuera una planificación real, lista para dar. Esta planificación debía dar cuenta de los elementos antes nombrados, y debían especificarse las dinámicas de trabajo en clase, los recursos a utilizar, y una forma de evaluación coherente con el aprendizaje en red logrado en el proceso de las actividades.
Este proyecto debía ser publicado primero en forma de mapa conceptual en el blog personal de cada alumno para iniciar una corrección colaborativa: cada uno tenía asignados al menos dos compañeros a quienes debían sumar aportes para mejorar sus proyectos. El proceso de colaboración duró un mes, el docente también sumó sus aportes a cada uno. En el grupo de Facebook de la comisión (cerrado) también se fueron dando conversaciones para reflexionar sobre los proyectos.

Estos son los blogs de los alumnos, en donde publicaros sus mapas conceptuales y se fueron dando algunas conversaciones.

  • Diego Enriquez
  • Alejandra López
  • Haydée Luna
  • Walter Luque
  • Gastón Martincus
  • Maridé Miño
  • Paula Saldivia
  • Diego Montoto
  • Ricardo Mujica
  • Alejandra Saldivia

  • Como cierre: todos debían presentar sus proyectos en directo en una sesión de hangout. Esta se transmitiría en directo y sería grabada. De esta manera, no solo compartimos la experiencia con la red sino que les queda a ellos su trabajo grabado para volver a él cuando deban planificar su clase, y en ese momento no estarán solos: contarán con los aportes de sus colegas.

    Comparto el video de esa sesión de cierre en directo. El encuentro duró 3 horas (los primeros 25 minutos fueron de organización para entrar a la sesión y aprender a usar el espacio).
    http://youtu.be/PhOiUPqAFRQ?t=1480s

    Share Button

    Maratón conectivismo en línea – ¿O cómo compartir una lectura para entenderla más?

    Como cierre de las clases -y para ya pasar de lleno a la organización del congreso docente que están creando como proyecto final- el 17 de noviembre de 9 a 11 de la mañana nos encontraremos en una sala Elluminate, ustedes todos desde Federación (o se van después?), yo desde Santiago del Estero (de rre ti da).

    El link para acceder a la sala se los paso por FB sobre la fecha.

    >Preparase para correr la maratón:
    Ya fueron creando sus pestañas «conectivismo» en sus ambientes personales de aprendizaje. Ahora hay que leer el artículo de George Siemens de 2004 y ampliar esa lectura buscando los debates que surgieron desde entonces y las conversaciones muy vigentes respecto al tema. Hay videos, presentaciones, blogs, muchos contenidos para transitar.

    A partir de esta información que vayan procesando:

  • Elegir una imagen que exprese su opinión respecto al conectivismo. La imagen no puede ser un texto.
  • Colocar esa imagen en la diapo que corresponda a su nombre en esta presentación.
  • Hacer esto -como fecha límite- el 15 de noviembre.
  • >Modalidad de las presentaciones:
    Cada expositor tendrá como máximo 3 minutos para presentar sus ideas centrales respecto al conectivismo, apoyándose en la imagen elegida que se proyectará mientras hable.

    Eso es todo. ¡A leer! Leer con oídos, neuronas, dedos-touch, ojos, olfato, boca y, lo más importante, ¡OTR@S!

    Share Button

    Un evento colaborativo en línea diseñado a 50 manos

    El pasado sábado, en clase de Nuevas Tecnologías del Ciclo de Licenciatura en Pedagogía Social de la Universidad del Salvador diseñamos el próximo evento #redeschat sobre Necesidades Educativas Especiales y TIC. El tema surgió como inquietud en la primera clase de la materia entonces decidimos planificar un evento Redeschat para poder trabajar en red sobre NEE.
    Concretamos el proyecto diseñando el evento entre 25 personas: 23 alumnos del curso, Pablo Bongiovanni (via Skype) y yo.

    Un más allá del aula bien interesante. Comprobamos una vez más que juntar cabezas para pensar rinde mucho.

    Interesados en conocer más sobre las necesidades educativas especiales y la relación con las TIC, están invitados a participar de este evento el próximo sábado a las 11hs GMT-3 en twitter siguiendo #redeschat. Más Info ACÁ

    Share Button

    ¿Qué estoy/estamos haciendo mal? #explorArTIC – una continuación

    El título de esta entrada es el mismo que usó Diego Leal para reflexionar acerca de un sesión sincrónica vacía (por segunda vez) en un grupo de estudio en línea como #ExplorArTIC que -según él se cuestiona- no está funcionando.

    Es fundamental continuar la pregunta que se/nos hizo Diego.
    Deberían los blogs de docentes del mundo, tener siempre entradas de este tipo. Habilitan conversaciones y, si tenemos suerte, revierten tendencias o habilitan nuevas prácticas.

    Apuro entonces una reflexión para continuar la conversación y tratar de discriminar algunos de los aspectos que hacen al problema.

    Frustración docente, una vez más.

    Ausencia y Deserción
    Es inevitable establecer el paralelo: en la propuesta de reforma del sistema educativo para la escuela primaria argentina del profesor Arizaga en 1947, durante el gobierno de Perón, se resalta la necesidad de una reforma por la altas cifras de ausentismo y deserción que tiene el sistema. Hoy este problema sigue vigente en distinto contexto y en el nivel sencundario.
    Y es recurrente tópico sobre los MOOC también, desde que los MOOC existen. He participado en sesiones sincrónicas de muy pocos asistentes en un curso altamente masivo como el CCK09 y me ha pasado quedarme sola o casi en sesiones de cursos en línea que diseñé y moderaba.

    Tanto en la escuela, como la universidad, como las propuestas de aprendizaje en línea (abiertas y sin certificación) padecen de ausentismo y deserción. ¿Será un mal de la educación?

    Brevemente, reflexiono sobre los motivos que me han hecho desertar del sistema educativo a mí:
    Deserción 1) Hice el curso de ingreso completo a la universidad para 3 carreras: Letras, Antropología y Psicología. Deserté y no inicié ninguna en ese momento: vivía sola, debía pagar un alquiler con mi trabajo, trabajaba 12 horas, mi trabajo y mi vida eran un gran aprendizaje. Escribía y los disfrutaba. La facultad no tenía sentido entonces.

    Deserción 2) Luego de 3 años de cursar la Licenciatura en Letras, abandoné. Lo mismo que antes, más o menos. Vivía de la escritura, trabajaba demasiado, necesitaba la plata. Como extra: sufría por la mala didáctica de las clases, no me interesaba formarme como crítica literaria; y me había iniciado en la militancia estudiantil en la facultad y me había frustrado mucho.

    Deserción 3) Inicié la carrera de Cs. de la Educación muy interesada en los aprendizajes que podría lograr en este proceso y las posibilidades laborales que podría tener dentro del sistema educativo obteniendo un título habilitante. Pude cursar muy despacio al principio por la fuerte demanda horaria laboral hasta llegar a abandonarla durante 1 año y medio debido a la maternidad: entre mi hijo y el trabajo y la facultad, cayó la facultad.

    Mis deserciones de cursos masivos en línea son muy parecidas: en gran medida, lo urgente tapa lo importante.
    El trabajo urge: frente a comentar 50 entradas de alumnos que tengo atrasadas o asistir a una sesión sincrónica que seguramente me inspira y dispersa a leer algo que no son esos blogs de alumnos, muchas veces elijo cumplir con los pendientes.
    Entre la cantidad de cosas que hay que hacer por día, el gusto de formación que nos damos es postergable.
    Muchas veces me sumo a una práctica para conocerla, aprender de su método o formato. Reconozco estos patrones rápidamente y paso a otra cosa, estoy apurada.

    Acá es dónde ExplorArTIC podría ofrecer una diferencia. Se trata de un grupo de estudio en línea. El formato, en gran medida lo conozco desde la escuela secundaria. Lo interesante de esta experiencia es su contenido y que se da en red: se trabaja sobre el marco teórico del aprendizaje (en redes) hoy, algo que no existe del todo aún y esta tarea se emprende sobre principios del aprendizaje en red: autonomía, interacción, diversidad y apertura. De los 4 principios, tal vez el que menos se da es la Interacción. Habría que pensar sobre esto. Tal vez la lógica de lectura tenga que ver con alguna tendencia de «ensimismarse».

    Centralidad vs AIDA
    Diego menciona la centralización de la coordinación en su persona como un problema. Creo que tiene razón. Que él inicie y cierre una sesión sincrónica solo me parece que tiene que ver con la centralidad de la práctica. No tenemos los participantes ninguna responsabilidad asumida respecto a estar o hacer. Nuestra presencia no es necesaria, si no llegamos a tiempo no es importante «alguien -Diego- se hará responsable». Creo que podría ser interesante una reformulación de este aspecto si hubiera la voluntad de continuar con la práctica: una grilla de participantes de cada grupo en la que nos anotamos para moderar al menos una sesión, por turnos. La difusión de la misma es responsabilidad del moderador.
    Descentralizar supone mayor interacción, diversidad dada por la variación de modalidades de los participantes en la moderación -por ejemplo-, apertura en tanto espacio para emergentes (un excelente ejemplo de esta apertura es la reflexión que inició e impulsó Diego con su pregunta ahora) y autonomía al igual que la tenemos ahora, pero sumándole una cuota de responsabilidad en la acción a los participantes.

    Por desconocimiento del planteo administrativo de ExplorArTIC en relación al Plan Ceibal, asumí que no era posible modificar la participación, apropiarse de otra manera del espacio. Tal vez lo asumí por comodidad, pero la verdad es que no lo pensé hasta ahora. No se me ocurrió que se pudiera modificar este aspecto de la participación en esta práctica cuando sí lo he hecho en otras, sin problema.

    Downes, qué complicado!
    Intenté leer el texto de Downes en inglés y no pude, llegó la traducción de Diego y me pareció un milagro. Necesitaba facilitación para esa lectura. Estoy acostumbrada a leer en inglés pero este texto es complejo estructural y conceptualmente.

    Que fuera propuesto para leerse en ExplorArTIC me pareció un segundo milagro. De nuevo, más ayuda en el trabajo de atravesarlo que hasta entonces venía intentando hacerlo sola. Y aquí encuentro lo que quizás sea una pista interesante en la valoración de ExploArTIC: tener interlocutores, gente interesada en temas que sólo aquí -en este espacio- tratamos. Este texto de Downes, por ejemplo, no se lee en la universidad, no se habla de esto en ningún otro lado que yo frecuente. Necesito un espacio como ExplorArTIC.

    Pero no tuve tiempo de leer a tiempo para los encuentros (fin de año en Argentina), y sí, no es lectura que puedo hacer en el colectivo o entrecortada como sucede con casi la mayoría de textos que leo. Necesita más tiempo y continuidad. De todas maneras, me pareció acertada su elección. Tal vez, queda como aprendizaje que un texto denso puede proponerse cuando una red de aprendizaje se encuentra muy sólida, con roles intercambiables, ágil, de manera que si algunos caen otros sostienen. Una propuesta podría ser ofrecer una lista de textos y que se vote, y que el voto funcione como promesa de participación en tal o cual texto.

    Diego dice en su entrada:

    ¿Será que nos hemos acostumbrado poco a poco, en este mundillo de la educación y la tecnología que se mueve a velocidad creciente, a dosis concentradas de aprendizaje/interacción/conocimiento (charlas TED de 20 minutos, conferencias en línea de 1 día, hangouts de 40 minutos, comunidades en donde sólo se compilan recursos, etc.)? Tal vez varias semanas de estudio de un documento son demasiadas para nuestra capacidad/disponibilidad actual de atención. ¿Tal vez bastaría con publicar un resumen en Slideshare?

    Creo que algo de razón tiene y me preocupa. Y, sí así fuera, creo que aún más hay que insistir en la exploración conceptual de textos teóricos. El desafío puede que esté en la modalidad de interacción propuesta: la lectura es más individual que colaborativa. Sin embargo, la colaboración en este sentido es crucial, sumamente interesante. Pero nos falta práctica en este sentido. La diversidad de gustos en relación a los contenidos claro que es un problema, muchos pueden no querer participar de determinada lectura. Frente a esto, la apertura en la oferta podría ser clave: que las elecciones de un grupo y el que le siga no sean en una misma dirección conceptual sino disruptivas, cambiar rotundamente la propuesta. Y dar lugar a la propuesta, una «bolsa de lectturas»: ¿qué querés leer y te cuesta o no querés hacerlo solo/a? ¿Qué temas te están atrayendo y querrías investigar, profundizar? Por otro lado, el grado de autonomía de cada participante en una práctica como ExplorArTIC es total, quizás aquí radique un fundamental disparador de la frustración de quien lidera y modera una sesión sincrónica vacía: no se puede saber el efecto que esta práctica esta teniendo. La única manera de seguir los procesos individuales es si los participantes escriben entradas en sus blogs y las etiquetan o tuitean. La mayoría de las veces no llego a lograr escribir la entrada por falta de tiempo, sin embargo, sí escribo mentalmente y reflexiono casi diariamente sobre lo leído, y lo más importante: me apropio de inmediato de imágenes, palabras y redes de conceptos que aprendo y llevo de inmediato a la experimentación en el aula -por ejemplo- ideas que me surgen motivadas por esta participación.

    Creo que lo que Diego y nosotros estamos haciendo bien es que estamos probando en modalidades de profundización conceptual en red y abriendo el juego a la reflexión sobre dichas prácticas. Podríamos mejorar en dar cierta prioridad a un espacio de Exploración con la riqueza que tiene este.

    Y termina Diego con esta pregunta:

    ¿Será que sin certificado es posible lograr una masa crítica? ¿Será suficiente la motivación, con el mundo tan ocupado en el que vivimos?

    Posiblemente se pueda. Ahora podremos probarlo.

    Propongo: sesión sincrónica para tratar este tema y posible nuevo diseño del espacio en función de las reflexiones el martes 13 a las 19 hs (GMT-3) o en otro horario mismo día.

    Share Button

    Clase 3 y 4, anticipo de la 5 y mapeo del proyecto final ¿podremos?

    Necesitamos arrancar con garra! 8.30 los/las espero. Acá va el plan de trabajo de la jornada:

    1) Ambientes personales de aprendizaje: herramientas para la reflexión sobre la práctica y aprendizaje, actualización sobre temas específicos y organización de la formación. Desafío: ¿cómo configurar un APA que cumpla con los 4 principios del aprendizaje en red (Descriptos por Diego Leal como AIDA): autonomía, interacción, diversidad, apertura?

    1.1>Revisión pestaña creada para la materia, puesta en común

    1.2>Configuración pestaña de alimentación sobre «lo que quiero aprender (a nivel técnico)»

    1.3>Configurar pestaña para investigar sobre conectivismo: que incluya artículo de Siemens, blogs, videos, conferencias…distintos contenidos y conversaciones para relevar el tema.

    <¡recreo!>

    2) Picnic para digerir lo que me cuesta (no lo cuento: ¡es sorpresa!)

    <¡Almuerzo!>

    3) Mapeo proyecto final: primeros pasos hacia la pre-entrega del trabajo final.

    3.1> Desarrollo de los elementos de pre-entrega para cada uno

    3.2> Pautas proceso de evaluación: corrección colaborativa + autoevaluación/pares/evaluación al docente

    3.3> Cuadro de producciones

    Timbreeee —-

    ¡Hasta la próxima clase que será en línea!

    Share Button

    Pre-entrega y Corrección colaborativa – hacia el trabajo final de Aplicaciones TIC II

    Para completar la pre-entrega (27/10) todos deberán copiar el link a su entrada de Pre-entrega en la columna correspondiente del cuadro de producciones.

    CRUCIAL: etiquetar la entrada de la pre-entrega con la etiqueta com-JCPAZ para que podamos darles a todos un buen seguimiento por RSS.

    Tenemos entonces desde el 27/10 al 16/11 para realizar las correcciones y modificaciones colaborativas que surjan de los aportes y sugerencias de compañeros y mías, nuevas ideas, etc. Tiempo para mejorar y poner a punto los trabajos para poder hacer en directo su presentación final el 24/11 de 17 a 19hs.

    Los aportes que realicemos al trabajo de otros debemos hacerlos como comentarios a la entrada de pre-entrega en sus blogs (esto es muy importante: las conversaciones, devoluciones, ideas, sugerencias…todo debe quedar registrado como comentarios en ese entrada). Si quieren compartirlos en FB: copiar el link de los comentarios en el muro. Pero como el grupo de FB no es de uso exclusivo para esta actividad de Aplicaciones TIC II, rastrear los hilos de devoluciones y comentarios ahí no es práctico ni seguro, se perderían: deben hacerse en los blogs.

    La asignación para la corrección colaborativa es la siguiente:

    Cada uno debe realizar al menos 2 correcciones colaborativas, o sea, trabajar con 2 compañeros. Los que quieran comentar y realizar aportes a otros más allá de los asignados: ¡muy bienvenidos!!

    ¡Y listo! Casi terminamos.
    Nos estamos viendo.

    Share Button

    Clase 1: Hacia la construcción de un aula-red

    La propuesta de este seminario es construir un aula-red impulsada y posibilitada por lo que permiten las nuevas tecnologías para el aprendizaje y el conocimiento. Esta aula-red es un espacio de conexión entre alumnos/as dentro del aula y fuera de ella, ampliada también hacia el más allá del aula donde se encuentran otr@s, que a su vez sumamos.

    1. Presentación del seminario: El aprendizaje en red como entramado pedagógico y social. Perspectiva para la formación docente.

    2. Intervención al programa de la materia: inquietudes, preguntas, co-creación.
    >>Ir al programa

    2.1. Conexiones para tejer un aula-red: canales, contactos.
    >>Completar formulario de datos personales.

    3. Inquietudes sobre Nuevas Tecnologías. Catársis y creación.

    Cierre: tarea para el hogar y ¡Hasta la próxima!

    Share Button

    Clase 5: De la educación común al aprendizaje en red, ida y vuelta, ¿se puede?

    Llegamos a la última clase presencial. Luego de haber recorrido el programa, comenzamos la fase de producción en la que nos encontraremos en línea.

    Antes de pasar a los detalles de cronograma, la producción del trabajo final y su evaluación, queda algo para volver a pensar todo lo que hemos hecho en estas clases. Introdujimos herramientas TIC no como herramientas sino desde una perspectiva de reflexión pedagógica, cambios en la cultura escolar y formas de aprender. Tratamos el aprendizaje en red como método dentro del aula, vimos maneras de personalizar el aprendizaje en red (ambientes personales de aprendizaje) para poder ordenar el caos de información que circula en internet y poder entonces construir el propio currículum de aprendizaje continuo (de algún área de interés elegida, por ejemplo). Finalmente, nos acercamos al texto que propone inicialmente las ideas del conectivismo que sirve como disparador de debates sobre todo lo realizado. Y ahora en este punto y pensando en volver al aula de la escuela y ver qué hacemos con todo esto, surge -al menos- una pregunta ¿y la educación común?

    Esta conferencia TED de Eli Pariser invita a pensar respecto a lo que puede ser el aprendizaje en red si la idea de «personalización» se convierte en un muro.

    El principio de «apertura» que contemplamos en los principios AIDA que -desde una reflexión del «para qué»- presenta Diego Leal tiene especial sentido como defensa a la reducción del mundo por exceso de filtros de personalización. «Interacción» también es crucial, especialmente si lo combinamos con «diversidad«. «Autonomía» puede ser entendido como personalización o como emancipación. ¿Cuál elegimos y cómo lo hacemos posible? ¿Sigue siendo posible hablar de educación común aún desde los ambientes personales de aprendizaje? ¿Podemos construir aprendizajes en red que en vez de filtrarnos el mundo nos permitan compartirlo, expandirlo, complejizarlo? Desde la educación común de la escuela, ¿Se pueden construir aprendizajes significativos para cada uno de nosotros que también construyan y aporten para la educación común que pensamos en la escuela? ¿Podemos apropiarnos de la potencia de la red para construir una nueva educación común? ¿Qué es la educación común hoy?

    Como cierre de esta cursada presencial comparto con ustedes mis preguntas. No tengo respuestas. ¿Las tienen ustedes? ¿ O más preguntas?

    Retomamos la clase de hoy entonces concluyendo un pendiente: el debate sobre la intervención al conectivismo. Sumaremos como ingrediente al debate algunas de las inquietudes planteadas antes. Tomaremos algo de estas reglas para articular la conversación. Lo transmitiremos por Ustream para probar y equivocarnos.

    Después, vamos a poner todo en orden para encarar el trabajo final:

  • Completar CUADRO DE PRODUCCIONES y revisión CRONOGRAMA
  • Análisis sobre el proceso de EVALUACIÓN: aportes, propuestas, modificaciones.
  • Descripción del trabajo final: ¿Qué hay que hacer? Primer mapeo del trabajo preparando la «pre-presentación
  • Despedida con brindis, hasta muy pronto.

    Share Button

    Clase 4: Intervención al conectivismo

    George Siemens escribió un artículo en el que intentó explicar y reflexionar acerca de los cambios que notaba en sus propias maneras de aprender, impactadas por la tecnología digital. Tituló ese artículo «Conectivismo: una teoría de aprendizaje para la era digital». Al colocar la palabra «teoría» en el título, Siemens generó debate. La mejor parte: invitó a pensar.

    Todos podemos tener una lectura de las ideas que propone Siemens en este texto, desde lo que sabemos sobre teorías de aprendizaje hasta desde nuestra experiencia como aprendices. Vamos a compartir ideas previas, lecturas, ir más allá, informarnos sobre los debates que trae, qué se discute, qué y cómo se crítica la propuesta del Conectivismo y cómo se defiende esta perspectiva. Para terminar: reflexiones sobre las maneras de aprender que tenemos hoy, opinando a partir de los disparadores que nos ofrece el texto.

    1.Lo que creo.
    Compartimos ideas previas ACÁ

    2.Lo que leo y comento.
    Leer en voz alta el texto, intervenirlo, dibujarlo, comentarlo, leer y responder o completar comentarios de otros. IR AL TEXTO


    3.Lo que se critica y lo que se defiende

    Buscar en blogs, videos, presentaciones posturas opuestas y a favor del artículo. Armar bandos. ¡Discutir! Crear un video (muy breve, no más de 3 minutos) en cuyo relato queden expresadas las ideas del bando. Probar alguna de estas herramientas para crearlo, sumar cámaras, compus, celulares.

    4. Lo que pienso
    Elegir una imagen que exprese lo que pensás sobre el artículo. Insertala en una entrada de tu blog y escribí un texto que describa tu postura respecto al aprendizaje hoy en diálogo con lo que propone el artículo. Recordá poner la etiqueta usal_tic en tu entrada.

    Share Button