sobre evaluación (1)

Cada vez que proponemos alguna actividad no típica, creativa, de colaboración, en la que la participación de los alumnos es mayor y no de manera individual… algún profe de nivel medio hace la pregunta que lo destruye todo «¿y eso cómo lo evaluamos?«.
Es indiscutible que es necesario pensar prácticamente las clases, pensar lo posible, pero cómo evitar el valor limitante de esa pregunta? ¿Cómo pensar «lo imposible» (tan necesario para resolver la realidad de la práctica diaria) si siempre llega esa pregunta a obstruir todo proceso de pensamiento?

Share Button


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *