Charla asincrónica con Badiou

fuente: http://fiestoforo.blogspot.com.ar/2012/05/comunismo-digital.html

fuente: http://fiestoforo.blogspot.com.ar/2012/05/comunismo-digital.html

En la nota publicada en Página/12 a Alain Badiou del 6 de noviembre de 2010 (hoy la compartió Pablo Pineau en Facebook), Badiou ofrece una mirada pesimista respecto a la tecnología, algo común a otros grandes pensadores (Chomsky también lo hace).

Entro en alerta cada vez que leo este tipo de perspectivas de pensadores tan interesantes: me incomodan y sospecho. ¿Puede deberse su mirada pesimista a algo tan burdo como un límite de comprensión causado por un gap generacional? ¿El gap podría explicar el tipo de uso que hacen de la tecnología, distinto al que hacen los más jóvenes y, por lo tanto, limitar su comprensión del fenómeno? Pero quién soy yo para decir que Chomsky o Badiou no comprenden. Aún así: ¿por qué hacen una interpretación cerrada y simplista de la tecnología (digital)?

Como dice Badiou, gracias a esta tecnología yo puedo opinar sobre sus ideas y creer que mi opinión (expuesta en esta entrada impúdicamente, en un blog que me permite publicar lo que quiera) vale tanto como la suya. Claro que no, mi opinión no vale tanto como la suya (no somos iguales); pero el hecho de publicar mi opinión me permite quizás una conversación abierta con algunos o tal vez ni unx, al menos conmigo: esto es algo propio de la cultura de hoy, pienso en voz alta y de manera abierta en mi blog. No me iguala, me pone en con-tacto.

Si en vez de hablar en términos de igualdad/desigualdad hablamos en términos de cultura a lo Gramsci, al apropiarme de la tecnología digital (no cayendo en una vaga «ilusión tecnológica») puedo pelearla: soy una granito de arena más que conforma el puñado de personas que hacen redes en las que, por ejemplo, nos oponemos a la mercantilizacion de la idea de compartir (copyright).

«El pensamiento tecnológico contaminó el pensamiento humano» dice Badiou, ¿y qué no es humano de lo tecnológico?, pregunto.

Frente a miradas pesimistas que explican la realidad en términos de batallas perdidas me falta el aire y mi reacción es pedirle ayuda a la historia: el lápiz como tecnología implicó una ilusión de igualdad? La alfabetización en lectoescritura es una ilusión de igualdad? Sí, el mundo sigue siendo desigual después del lápiz, después de la imprenta y en plena democracia (el conflicto en Siria es perfecto ejemplo). En democracia el mundo sigue siendo un espacio desigual y brutal, en él el lápiz, la alfabetización e internet pueden ser utilizados para manipular, mercantilizar y desanimar (quitar el alma).

Sin embargo, sigo creyendo que es posible apropiarse de la tecnología para otra cosa. En otros encuentro aliento y eso es gracias al lápiz/teclado, la lectura/escritura y las redes que permite la tecnología digital. Acaso no estamos desmercantilizando los intercambios al regalarnos/prestarnos/ofrecernos las ideas en abierto en las redes? ¿Qué significa si no que se esté cuestionando la ley del derecho de autor por las prácticas que suceden en las redes?

Badiou: Tenemos las redes (con sus propietarios y todo) ¿Hay una única manera de lograr la «idea» del «comunismo»? ¿No podemos reinventarlo como al amor?

«El individuo se vuelve creador cuando acepta dejar de ser soberano»

También lo creo. Hablemos entonces en términos de «creadores» para salir de la dicotomía igualdad/desigualdad. ¿Qué puede favorecer creaciones en vez de soberanías?

Share Button


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *