Ni taxonomización, ni folksonomía: ¡YONOMÍA!

En La educación, puerta de la cultura, Jerom Bruner desmantela la supuesta oposición entre el modelo computacional y modelo cultural de la mente (la evolución de la mente no podría existir si no fuera por la cultura) estableciendo que no son comparables «la aparente contradicción se basa en un malentendido«. Se trata de modelos diferentes que explican acontecimientos diferentes.

Respecto al procesamiento de la información clara y nítida del modelo computacional de la mente se pueden extraer reglas de input, output, pero Bruner encuentra límites frente a la creación de significado y tratamiento de la información ambigua, por ejemplo, la metáfora. Cuando se trata de significados, el modelo culturalista ayuda no con reglas sino con principios (máximas).

Al leer esto pienso en el pasaje de la taxonomía a la folksonomía , la categorización colaborativa que realizamos para indexar la información de manera social hoy en la red. Pasamos de una información categorizada jerárquicamente por otros, por la ciencia, por el experto, a la información descripta y por lo tanto categorizada por el folk, el pueblo. Se trata de una categorización instantánea y desordenada que encuentra su orden en la cantidad, auotorganizándose mediante el etiquetado otorgado por la mayoría a determinada información.

fuente:http://contenidosweblogs.com/internet-3-0-el-camino-hacia-la-web-semantica/

Aplicando esos dos modelos de la mente a los conceptos de taxonomías y folksonomías vemos que el modelo computacional explicaría el comportamiento taxonómico de la información, mientras que el modelo cultural de la mente se relaciona con las folksonomías: procesamiento de datos no tan nítidos, sin reglas previas de categorización, un orden otorgado dependiendo de muchos factores imprevisibles y por lo tanto más ambiguo.

Vamos entonces a delicious, donde los usuarios llevamos a cabo una categorización de la información que no responde a una taxonomía y veo que en mi caso tampoco siempre responde a una folksonmía sino a una categorización personal, críptica tal vez para otros, se trata más bien de una yonomía: mi propia categorización de la información, con sentido para mí. Mis etiquetas son públicas, las comparto, conforman un granito más que en el etiquetado general, pero puertas adentro de mi delicious son mis categorías, mi cabeza, funcionales sólo para mí en su mayoría.

La web semántica, llamada web 3.0, supone una mayor descripción de la información para un mejor detalle y eficiencia en el procesamiento de los datos, similar a lo que hago en mi delicious: yonomizar. El modelo computacional y cultural de la mente convergerían en una tercera forma combinada de procesamiento de la información que se parece bastante a lo que la web semántica propone. Dotando de mayor significado a la web con semántica, la web puede hacer afuera de la mente lo que todos ya hacemos adentro.

Pensando todo esto me pregunto:

  • ¿Cuál sería el modelo «semántico» de la educación? ¿Podemos hacer un sistema educativo de categorías personales, procesamientos propios y compartidos, de creación individual y objetivos personales de aprendizaje? Entraríamos en la complicada trama que, retomando a Bruner, puede ser sintetizada en «la antinomia de la realización individual frente a la preservación de la cultura; la antinomia de centrarse en el talento frente a centrarse en la herramienta; y la antinomia del particularismo frente al universalismo» (La complejidad de los objetivos educativos, Cap 3 de «La educación, puerta de la cultura»).

Sin embargo, ya está sucendiendo. Existen proyectos y experiencias de docentes troyanos aislados, falta que impacte en el sistema y sea una Educación 3.0. Me interesó especialmente el «desvarío posible» de Dolors Reig al imaginar «La educación en 2018: Penélope«, allí ella habla de “Edu.ca.li.ci.us“. @Dreig escribió ese post en abril de 2008, ¿qué tan cerca o lejos estamos de lo que ella imagina?

 ———

Extra: algo más que me divierte pensar en relación a la yonomización de la información:

  • ¿Acaso hacer terapia no es intentar cambiar la yonomización de las cosas? ¿Sacarse etiquetas y crear nuevas categorías que favorezcan más el entendimiento y funcionamiento de cada uno en su vida?
Share Button


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *